Comunicación Para La Convivencia

Comunicación Para La Convivencia

Internas en una de las actividades del proyecto Letras para la Esperanza. /Foto Germán Rodríguez. Noviembre 2010.

La Universidad Santiago de Cali, cumpliendo su misión institucional, asume y desarrolla con criterios de responsabilidad social y rigor académico el reto de contribuir en la formación de ciudadanas y ciudadanos de las más altas calidades intelectuales y éticas.

Uno de los pilares de la gestión como Universidad es la incidencia en procesos de resocialización y resignificación de grupos de población vulnerable.

En las comunidades de mujeres y hombres, de jóvenes y de adultos, etc. se evidencia la constante necesidad de buscar acuerdos comunes para mejorar la comunicación y por ende la convivencia.

Por ejemplo en comunidades de mujeres que se encuentran por diversas circunstancias privadas de la libertad en un centro de reclusión, quienes interrumpen su estilo de vida normal, encontrando la necesidad de expresarse y ser útiles aún desde el micro espacio en el que habitan.

Abordar el tema de comunicación para la convivencia en contextos como éstos, es necesario llevarlo a través de una propuesta que abre camino en medio de grandes dificultades.

¿Qué Es Letras Para La Esperanza?

“Letras para la Esperanza” es un proyecto de extensión universitaria que participó en la convocatoria 2010 del Ministerio de Educación Nacional, MEN, con el apoyo de la Asociación Colombiana de Universidades, ASCUN.

La convocatoria consistía en la implementación del Programa de Servicio Social en la Educación Superior en Colombia, del cual la carrera de Comunicación Social de la USC fue seleccionada como la única a nivel nacional desde su área de conocimiento.

La propuesta la presentó la directora Liliana Marroquín con el nombre de “Comunicación para la Convivencia: Letras para la Esperanza” con el fin de desarrollarla en la Penitenciaría de Mujeres de Jamundí, con el apoyo del INPEC.

Otras Comunidades Que También Lo Necesitan

El proyecto en la Penitenciaria de Jamundí se desarrolló durante cinco meses hasta diciembre del 2010, cumpliendo con las expectativas planteadas por las directivas y los estudiantes quienes participaron en el desarrollo del mismo.

Tras el éxito de “Letras para la Esperanza”, la directora Liliana Marroquín propuso que el proyecto pasara a convertirse en un programa acogiendo el objetivo de la práctica de los estudiantes en otras comunidades que también necesitan de la comunicación social.

En este momento se viene desarrollando desde febrero del 2011 en la Comunidad de la Tercera edad del grupo Ansias de Vivir del Barrio Samanes de Guadalupe al sur de Cali.

El Curso De Escritura Creativa

Los estudiantes inicialmente se inscriben en el curso de Escritura Creativa donde se preparan para enseñar la redacción de textos narrativos, como cuentos y autobiografías, cumpliendo en la práctica el rol de talleristas.

“Son ellos quienes cumplen la función más importante dentro del proyecto Letras para la Esperanza, además que es una exigencia de los objetivos del Programa”, enuncia el coordinador del proyecto y docente del curso de Escritura Creativa, Armando Muñoz.

Con el grupo de estudiantes se propone un trabajo comunicativo para la educación, que permite la experiencia integral de las competencias expresivas, emocionales, cognitivas y lingüísticas.

Los participantes, tanto la comunidad y los estudiantes, pueden construir, comprender, transformar, crear, significar y resignificar sus realidades.

Así, la dinámica de la escritura sirve para que las comunidades puedan expresar sus experiencias vividas y coordinar maneras para la convivencia.

Mayor información en la Facultad de Comunicación y Publicidad, Universidad Santiago de Cali. Diseño y Redacción: Diana Jiménez y Armando Muñoz.

Comments

comments