¡Por fin compré mi carrito nuevo!

¡Por fin compré mi carrito nuevo!

carro

Hoy es uno de esos días que quisiera duraran para siempre, estoy más feliz que una lombriz, le sonrío a los peatones, respeto todas las normas de tránsito, manejo despacio y disfruto el paisaje con música a todo volumen. Hoy es uno de esos días en los que te das cuenta que todos tus esfuerzos no fueron en vano, que cada gota de sudor y cada obstáculo son necesarios para conseguir lo que tanto deseas.

Soy Adrián Galindo, un hombre humilde y trabajador, madrugo todos los días a las 6:00 a.m y abro mi tienda, algunas veces no se ve un alma por la calle, pero hay días que no puedo ni sentarme a descansar; esta tienda es herencia familiar, mi abuelo se la dejó a mi papá y ahora soy yo quien la administro y por cierto la tengo en muy buen estado, y no es por chicanear pero es la envidia de todos los tenderos del barrio ¡Já! Ya quisieran tener una tan encantadora, atendida por uno de los hombres más apetecidos de la cuadra y debe ser esa la razón principal por la que atraigo tanta clientela.

Han pasado tres años y medio y mi Renault Logan 1.6 dynamique nuevo describe todo el proceso que viví para conseguirlo. Definitivamente si quieres algo en la vida y te lo propones, no hay nada que te pueda detener. Yo creo que el sueño de cualquier persona común y corriente como yo, es tener su propio carrito y así como yo lo conseguí ¡Usted también lo puede comprar! Es cuestión de dedicación y voluntad. Ahorré todo este tiempo, y hoy que finalmente completé lo que necesitaba, lo compré y no veía la hora de montarme y al final del día me sentí el hombre más feliz del mundo. Y así como mi padre me dio lo más preciado que tenía, yo le dejaré a mi hijo como herencia no sólo las ganas de luchar para conseguir sus sueños, sino lo que esto conlleva, mi carro.

Comments

comments