El Carro, Mejor usalo Mejor

El Carro, Mejor usalo Mejor

¿Le ha pasado que sin querer ha hecho un daño físico o psicológico a otra persona?. Lo mismo nos pasa con el medio ambiente. Aunque nos gustan las flores, los árboles y el aire fresco, diariamente contribuimos carroa la destrucción ambiental. Una de las actividades que más contribuye a la contaminación es el mal uso del carro.

Hay una gran variedad de efectos nocivos del transporte individual sobre el medio ambiente. La combustión del motor – diesel o gasolina – produce el 70% de la contaminación del aire en Cali. El motor expulsa gases como el monóxido de carbono, el   cual   es   mortal   si   es   inhalado   en   grandes cantidades. Este gas se transforma en COz, que contribuye al llamado efecto invernadero; el cual provoca a su vez el aumento de tormentas y huracanes, de inundaciones, la desaparición de islas, sequías, la disminución de la productividad agrícola, entre otras.

Otros gases expulsados por el motor – como nitrógeno y sulfuro – contribuyen a la llamada lluvia ácida, que puede destruir la vida de plantas y animales en el suelo, y la vida acuática en ríos y lagos.

El motor emite otras sustancias peligrosas como el plomo (si, aunque usted no lo crea, la gasolina todavía tiene plomo), un metal que afecta seriamente la salud humana, en especial en niños, pues al respirar este metal se reducen drásticamente las capacidades cerebrales. El diesel, por su parte, produce pequeñas partículas de carbón, que son cancerígenas.

Otras consecuencias del uso irracional del carro, son los largos trancones que se forman en las horas pico, que aumentan el estrés, el cansancio, la agresividad, la pérdida de tiempo y la capacidad de concentración.

Ahora bien, el espacio que se requiere para desplazar a una persona en carro (100m2), es relativamente mucho más alto que el que se requiere el transporte en bus (18m2) o en bicicleta (l0m2); en consecuencia, municipios como Cali gastan casi todo el presupuesto en la construcción de puentes y la ampliación de vías para facilitar el flujo de transporte individual. Pero los trancones simplemente se trasladan a otros sitios de la ciudad.

El carro no sólo causa daños durante su uso, sino desde mucho antes, en la explotación y producción de la materia prima y de materiales, en su construcción y ensamble. Por  ejemplo, en la explotación del hierro, níquel y cobre, se remueven muchos materiales como arenas y piedras, lo que cambia el paisaje.

Utilizando el agua, se liberan metales pesados que contaminan el agua subterránea o la de los ríos. En la producción de acero, aluminio y plásticos, se consume mucha energía, lo que;  contribuye al calentamiento de la atmósfera (si es generada con gas, petróleo o carbón). Las lacas contaminan el aire, el suelo y las aguas. La refinación de gasolina y aceites y la producción de llantas, contribuyen también, con diferentes emisiones y sustancias, a la contaminación del aire, de los suelos y de los ríos. Al final de su vida “útil”, cada carro –inclusive después de ciclos de reciclaje- es simplemente basura.

Si quiere disminuir los múltiples daños causados por el carro, simplemente úselo mejor, tienen una variedad de opciones. Siempre que sea posible, no lo utilice solo, coordínese con sus compañeros para viajar por lo menos con una persona más.

Rolf Moller
Profesor “Desarrollo Sostenible”
Facultad de Ingeniería

Comments

comments