La utopía de ser civilizados como los animales

La utopía de ser civilizados como los animales

cañasgordas2Av. CAÑASGORDAS, vía ecológicamente inviable:

Alrededor de la Avenida Cañasgordas veremos crecer nuestra ciudad en los primeros años del siglo XXI. Al mejor estilo de las ciudades norteamericanas, aparecerán centros comerciales, hoteles, cines y tiendas, al lado de las vacas y los cultivos. Son los suburbios de Cali, donde se vivirán los grandes problemas ambientales.

Cada vez más, las 136 especies de vertebrados que hay en la cuenca del río Lilí, se están viendo incomunicados por las autopistas: ardillas, conejos, zorros, armadillos, chuchas, gekos, iguanas, sapos, lagartos, ranas y ratas (se parecen a los personajes de la vida política de este país) tendrán que acostumbrarse a vivir más aislados.

La Universidad Javeriana y la Av. Cañasgordas, forman parte de un corredor “Víal” por donde transitan miles de aves, que pasan de Los Farallones a la parte plana del valle biogeográfico.

Pensar en la arborización de la Avenida Cañasgordas, es pensar en el alimento y en el hábitat de las aves y no limitarnos al paisaje. Es tener como prioridad los árboles nativos del Valle del Cauca como el Floramarillo, el Chiminango, el Caucho, Jíguas y el Cedrillo. Por otra parte, este uno de los sectores con mayor cantidad de agua. Las propiedades privadas, están deteriorando cada vez mas este recurso, dándole un uso inadecuado e impidiendo su uso público.

HACIA UN TRANSPORTE SOSTENIBLE

cañasgordas1La Avenida Cañasgordas es la avenida por donde transita gran parte de la población estudiantil de la ciudad (4 de las 8 universidades que hay en Cali y un gran número de colegios y jardines infantiles). Por otra parte, los fines de semana, un ejército de caleños buscan los clubes privados del sector, y los río Pance y Meléndez, ante la falta de alternativas de recreación popular y la pésima programación de televisión. A esto le debemos añadir que la comuna I7 presenta el mayor índice de automóviles particulares.

Este proceso de migración humana, implica una flota de buses y vehículos privados, que invaden el espacio y generan serios problemas de contaminación por ruido y emisiones de CO, CO, e hidrocarburos. La pregunta es ¿Dónde esta la alternativa de transporte ambientalmente sostenible en el diseño de la vía? ¿Qué pasa con la continuación de la cicloruta que parece morir junto con la Univalle?
La ciclovía es para muchos, un riesgo.

Conectar el distrito de Aguablanca con los sectores “pudientes” de la ciudad, seria inadmisible. No importan los problemas ambientales, no importan el poco presupuesto de los estudiantes, la salud de las nuevas generaciones, ni los salarios de hambre de los trabajadores asalariados y no importan los sueños de la juventud. Primero morir asfixiados y hacinados, antes que arriesgarse a la invasión del vehículo de la pobreza y la ecología: la bicicleta.

Comments

comments