Un homenaje a todos los viajeros: ‘Cuando viajes a Ítaca’

Para ustedes, estimados lectores viajeros, un poema que describe la pasión de partir al descubirmiento de nuevas culturas. Que habla del gusto que produce saborear cada instante del camino hacia nuestro destino soñado. Que nos transmite la emoción creada con el obsequio de un ¡hola! un hello! un hallo! un Ciao! un Salut! un здравствулте! un 你好! un こんにちは! un olá! un γειά σου! o un هتافللترحيب! Un presente que establece cercanía con el otro, en tan solo superficialidad, muy diferente de nosotros.
Esta es la energía vital de ESL y hoy queremos compartirla con ustedes a través de este poema, que es más un consejo de amigo sobre qué hacer cuando se viaja…
Sin más preámbulos, y como diría una de las bandas más legendarias del Rock n’ Roll “ONE OF THE BEST, FROM US TO YOU…”
Ítaca
Constantino Cavafis
Cuando emprendas el viaje hacia Ítaca
ruega que sea largo el camino,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
A los Lestrigones, a los Cíclopes
o al fiero Poseidón, nunca temas.
No encontrarás trabas en el camino
si se mantiene elevado tu pensamiento y es exquisita
la emoción que toca el espíritu y el cuerpo.
Ni a los Lestrigones, ni a los Cíclopes,
ni al feroz Poseidón has de encontrar,
si no los llevas dentro del corazón,
si no los pone ante ti tu corazón.
Ruega que sea largo el camino.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que – ¡con qué placer! ¡Con qué alegría! –
entres en puertos nunca antes vistos.
Detente en los mercados fenicios
para comprar finas mercancías
madreperla y coral, ámbar y ébano,
y voluptuosos perfumes de todo tipo,
tantos perfumes voluptuosos como puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
para que aprendas y aprendas de los sabios.
Siempre en la mente has de tener a Ítaca.
Llegar allá es tu destino.
Sin ella no habrías aprendido el camino.
No tiene otra cosa que darte ya.
Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado
sabio como te has vuelto con tantas experiencias,
habrás comprendido lo que significan las Ítacas.

Comments

comments