¡El bono que hay que cobrar!

¡El bono que hay que cobrar!

En el mes de marzo lanzamos una convocatoria para que los jóvenes que estuvieran interesados en hacer parte del grupo de colaboradores de los diferentes medios de comunicación que ofrecemos en El Clavo Producciones, tuvieran la oportunidad de entrar al equipo. A partir de ese momento, realizamos una gira por todos los medios de comunicación de la ciudad, para que ningún joven se quedara sin saber de qué se trataba.

Una vez les propusimos una cita, la respuesta fue inmediata. 260 jóvenes llenaron sus formularios de inscripción al evento, confesando de qué manera se habían enterado y las razones por las cuales querían hacer parte de El Clavo.

Cuando se ofrecen oportunidades de hacer parte de un medio de comunicación que funciona en pro de la opinión de los jóvenes, que busca fomentar una sólida convivencia entre los distintos puntos de vista de cada ser humano para que haya un desarrollo, y a cambio se recibe la atención de una cantidad importante de jóvenes, es porque algo tienen que decir.

En esta medida, es importante que hagamos énfasis en la manera cómo los  jóvenes están expresándose y están buscando medios para dar su opinión. Ya  hemos sabido que ellos dan una alta muestra de interés respecto a lo que se les propone en una red social.

Sin embargo, a la hora de hacer acto de presencia (por lo general) las respuestas  se reducen en gran medida, en comparación con el número que se encuentra en las redes sociales. Pero, en esta ocasión, tal y como se presentó el interés en las redes sociales, así fue el interés que se vio en el evento de información en el que recibimos a este grupo de generadores de opinión. Dijeron que iban a asistir, y así lo hicieron.

En nuestra sociedad colombiana, nos estamos llenando de jóvenes que buscan ser productivos, que buscan hacer algo importante. Tenemos un número cada vez más grande de jóvenes y los datos poblacionales así lo han demostrado. Gayle

Allard, profesora de IE Bussines School, destaca que nos encontramos en un momento en el que el país ha reducido su índice de natalidad y ha aumentado el número de personas en edades de ser productivas.

El bono demográfico* colombiano debe ser cobrado por todos aquellos que tienen la opción de volver a los jóvenes actores estratégicos de desarrollo. A los jóvenes hay que formarlos, hay que invertir en ellos y en lo que ellos tengan por hacer y para decir.

Lo cierto es que para aprovechar esta situación en la que se encuentra nuestro país  y nuestro continente, es importante que pongamos a pensar a los que tienen en sus manos este fortuito momento. Estados Unidos y Europa ya lo tuvieron en los 70’s. Si invertimos en esta población, ya sea en educación, oportunidades laborales, participación social o espacios de expresión, se generarán mayores oportunidades de desarrollo. Este es un momento histórico que no debe pasar desapercibido.

Bono Demográfico

Momento en la historia de cada país en el que por la transición demográfi ca, reducción de la fecundidad y la mortalidad, surge un crecimiento grande de población joven que brinda oportunidades de desarrollo que no se vuelven a repetir.

Fuente: El Espectador

Comments

comments