¡Los jóvenes no somos tontos!

¡Los jóvenes no somos tontos!

Estamos mamados que los adultos decidan por nosotros sobre lo que somos y queremos. Constantemente y en repetidas ocasiones escuchamos que las personas adultas dicen: “es que los pelados quieren tal cosa”, “claro, es que a ellos ya no les gusta eso”, en fin. Asumen vainas a la ligera, piensan que el desinterés por cosas como la lectura y el estudio se debe solamente a mediocridad, facilismo y pereza.

La gente adulta nos saca en cara que ellos sí hacían tal o cual cosa en sus tiempos. Y dicen: “es que en mi época si respetábamos a los mayores”. ¡Qué va!, ¡mentira!, ¡miedosos! Todo lo anterior y miles de cosas más lo hacían por imposición, porque no había la libertad de escoger, de hacerse sentir. Es que las lógicas han cambiado y todavía hay gente que no lo quiere reconocer. Eso es lo mismo que les dijeron sus padres cuando ellos eran jóvenes. ¿Se imaginan que en los años 50 hubiera existido Internet y que para conseguir una foto de una vieja en bola sólo hubiera que escribir: Fotos de mujeres desnudas y el aparato le dijera: Resultados 1 – 10 de aproximadamente 11.900.000 de fotos de mujeres desnudas. (0,12 segundos)? ¿Ahhh?
Si uno se pone a ver unas pocas décadas atrás había mucha represión, gente que se casaba con el que le tocaba, gente que estudiaba lo que había y no se quejaba. El tema del roce generacional siempre ha existido, siempre hay una pelea y la de nosotros es la de adaptarnos a los grandes cambios que en parte y a gran velocidad genera la tecnología.

Y ante la mala interpretación que los adultoshacen de nosotros se generan confusiones y por ello muchas personas piensan que los jóvenes somos tontos y que sólo nos interesa rumbear, fumar, beber, pichar y no hacer nada. Y no sólo piensan eso, lo asumen y nos ofrecen sólo rumbas, alcohol y ya. La cabeza no les dio para más, su oferta es demasiado pobre. Entonces la pregunta es: ¿a la gente adulta no le gusta rumbiar, fumar, beber, pichar y no hacer nada? Es que claro, vienen de la época de la represión, de la prohibición. Y como siguen en el pasado, siguen prohibiendo como si con eso se solucionara todo, en fin.

Bueno, la vaina es que los adultos tienen una mala idea de lo que a los jóvenes “nos gusta” y se han ido por la rama del facilismo. ¿Quiénes dicen lo que va a estar de moda? ¿Quiénes dicen cuál artista y qué canción van pegar? ¿Quiénes dicen qué debemos consumir los jóvenes? ¿Quiénes son los directores de los medios masivos? R// Los adultos.

Entonces las revistas para jóvenes que hacen los adultos son hechas a la medida de un retrasado mental porque en ese concepto nos tienen, los programas de T.V. cada vez son más tontos y los eventos se hacen pensando en aumentar la venta de cigarrillo, alcohol y drogas. Claro, es son ellos los que “saben” lo que “queremos”.

Pues mucha de esta gente que se refiere a los jóvenes como “chicos”, que aún nos llaman “sardinos” son los que dicen qué debemos usar, escuchar, leer, ver… en últimas consumir, porque están en los lugares donde se toman las decisiones y lo peor es que les conviene, debido a que esa posición de gente tonta en la que nos tienen les genera plata.

Por eso queremos manifestarnos y decir: ¡Los jóvenes no somos tontos! Por supuesto hay gente joven que se la pasa calentando puesto en una universidad, trabajo o casa —como han existido en todos los tiempos—. Pero también hay otros pidiendo oportunidades, suena ñoño pero hay gente joven que quiere aprender, hay personas que nos pensamos nuestro país y nos duele lo que pasa. Necesitamos herramientas para demostrar lo que en realidad somos. La rumba es bien, pero no lo es todo. Solicitamos que los gerentes de marca, realizadores de eventos y dueños de medios nos respeten. Y se den cuenta que, ¡NO SOMOS TONTOS!

Comments

comments