Superando la Crítica, de lo mamerto a lo correcto

Superando la Crítica, de lo mamerto a lo correcto

SUPERANDO-LA-CRITICA-WEB

Para que una persona ejerza una posición crítica necesita entender bien la situación que le rodea y tener la capacidad de ver lo que a simple vista no es tan evidente. En últimas, la crítica consiste en argumentar un punto de vista, distinto a lo que inicialmente se ha expuesto. Pero en la mayoría de ocasiones este punto de vista y actitud crítica, va en contravía de una serie de códigos y una gran estructura que lo convierte en aburrido, denso e infeliz.

En gran medida nuestro mundo actual, en medio de lógicas de consumo y desigualdad, premia la ignorancia y el desconocimiento como un código de comunicación y estilo de vida. Entonces la crítica carece de posiciones que puedan llegar a ser populares, que a duras penas tienen eco en las redes sociales, pero no en los grandes medios y menos para las masas. La crítica incomoda y por lo tanto es relegada a un lugar sin eco, destinado para lo loco, imposible y poco creíble.

Pero las veces en las que las posturas que se encuentran en ése lugar del olvido han sido manejadas con inteligencia, han logrado sobresalir y volverlo tan popular como una apuesta comercial de la estrella de la farándula del momento. ¿Cuándo se pensó que un hombre tan crítico como Jaime Garzón llegara a movilizar tantas personas? Lo logró a través del humor. ¿O que una canción de carrilera como “La camisa negra” tuviera tanto alcance? Fue a través de Juanes. ¿Y cuándo se pensó que el folklor vallenato fuera tan popular? Lo hizo Carlos Vives y sus Clásicos de la Provincia.

Internet y las biografías están llenas de ejemplos de casos de personas que tuvieron una idea distinta, crítica y revolucionaria, pero que iniciaron sin aceptación. Pero todos estos casos cuentan un final feliz, por eso están escritos, de una historia sobre cómo alguien logró introducir un cambio sin venderlo como amenaza, y haciéndolo digerible para el común de las personas, sin que de esa manera perdiera fuerza y sentido.

Cuando se asuma una postura crítica sobre un tema, cuando se intente mostrar la otra cara, debemos ser conscientes de los códigos que usamos para comunicarlo, porque el error ha estado en la forma y no en el fondo. Por un error de este tipo podemos pasar de ser innovadores a ser locos, o de ser revolucionarios a ser guerrilleros. Por eso en El Clavo buscamos generar pensamiento crítico y opinión a través de contenidos divertidos y amenos, para disminuir el rechazo al intentar abrirles los ojos a las personas y transmitir un contenido diferente que no está alineado con el consumo.

Comments

comments