El olvido que seremos

El olvido que seremos

Un libro como éste no se lee; se siente, se sufre y hasta se llora. Si bien es cierto que la gran publicidad que le hicieron a El olvido que seremos pudo haber hecho que muchas personas llegaran a él por simple curiosidad de consumidor, al punto de convertirlo en el libro más vendido del 2006 (cuando salió apenas en octubre de ese año); este libro es un bellísimo acierto de la memoria escrita (con sangre) que ha dejado la violencia en nuestro país.

La excusa (si así le puedo llamar) de Héctor Abad Faciolince para escribir “esta especie de memorial de agravios”, es hacerle un homenaje a la memoria, a la memoria de ese padre que tanto amó (y ama), que tanto influyó en la historia de aquel entonces (y de ahora), que como muchos otros padres y ciudadanos acabaron silenciados por asesinos.

El libro, como un todo, es un relato bello de la historia de la familia Abad Faciolince. Pero más allá, es un documento de la historia que se ha vivido en el país. Una historia que se repite, tanto en hechos como en personajes. Para los que no conocen a fondo estos hechos, aquí pueden tener algunos destellos de lo sucedido. Y para los que saben de historia colombiana, este libro refresca quizá varias de las motivaciones que aún siguen como antecedentes de la violencia. Un libro sencillo de leer que remueve las entrañas y hace sacudir al cerebro.

Editorial Planeta
274 páginas

 

Comments

comments