Microcuento: Boca arriba en el río libertad.

Microcuento: Boca arriba en el río libertad.

Boca arriba en el río libertad.

Le dolían las muñecas, la soga que lo tenía atado hace algún tiempo le había empezado a formar yagas en su piel. Le parecía absurdo fijarse en el dolor que le producía el roce húmedo de su sudor en la entrepierna. Mientras corría sentía el viento fracturarle la cara, el frío y el temor que sentía no eran para menos, pero se apaciguaban con la luz de la luna que penetraba a través de la selva tupida en la que se encontraba. Después de mucho tiempo, se sentía libre al fin, había logrado llegar al río Libertad, en él se podría sumergir y dejarse llevar por la corriente hasta llegar a su destino. No recordaba una imagen más preciosa que la que dibujaba el reflejo de las estrellas sobe el agua. Se desesperó, sabía que no lograría llegar, se dio cuenta que empezaba a delirar, no era el sudor la causa del dolor; cinco minutos antes le habían metido un tiro, Pedro no huía, Pedro flotaba desangrándose sobre el río Libertad.

 

Escrito por Juan Sebastián Cubides   @Jcubidescs

Comments

comments