Que no se diga más: fin de semana clásico

Que no se diga más: fin de semana clásico

real-barca-25-oct

Reseña sobre el clásico español Real Madrid vs Barcelona del 25 de octubre de 2014

El día de ayer fue de festejo, gloria y de una satisfacción indescriptible: el Real goleó al Barcelona en el clásico de local 3 por 1. Con esto, el Real avanzó en la tabla de posiciones y le quitó el invicto a un equipo que cree que todo lo puede y que no tiene rival alguno que lo pare. Los Blancos quedaron a un solo punto de diferencia con respecto al abatido Barcelona, siendo el Real 2do y el Barcelona de 1ro con 21 y 22 puntos respectivamente; curiosamente ambos con 9 partidos jugados y 7 ganados, solo que el Real ha perdido dos y el Barcelona solo uno.

Por otro lado, al día siguiente por la mañana en el Old Trafford el equipo de Van Gaal y de Rooney suspendido, recibía al puntero Chelsea de Mourinho y de Didier Drogba en un interesante encuentro dominado en un 70% por los Blues. La “suerte benefició” al equipo que “más lo necesitaba”: el United; ya que se salvó de un par de ocasiones claras de gol gracias a la magia y la experticia de su arquero español ex Atlético David De Gea y a su imparable delantero holandés RVP marcando al final del encuentro en el minuto 93´.

Volviendo al clásico madridista, el “Tridente del miedo” varió un poco gracias a la ausencia del galés Bale y su papel en la cancha lo tomó el portugués Pépe que anotó un majestoso gol de cabeza dentro del área de Claudio Bravo al minuto 51´ con a una gran asistencia del alemán T. Kroos. El gol de penalti de Cristiano Ronaldo en el minuto 35’ tengo que confesar que sí era discutible y posiblemente no fue pena máxima, pero para desgracia de los celosos y criticadores opositores en el fútbol se hace lo que el árbitro diga y pues, efectivamente se hizo de esta manera: CR7 cobró y celebró a su estilo y gran técnica, sofocando cada vez más la débil esperanza de los catalanes.

Según el diario deportivo AS de España, Cristiano bate su record y suma 11 partidos seguidos marcando y precisamente en el clásico llegó a 16 goles por Liga y Messi pues, se le aplazó la chance de seguir batiendo récords con su camiseta azulgrana con solo 7 anotaciones por Liga, menos de la mitad que el “Capitán comandante” CR7. El partido estuvo mayoritariamente dominado por el Real pero obviamente el rival salía a tratar de hacer su papel y las amenazas llegaron a ser muchas y más con el gol tempranero del brasileño Neymar en el minuto 4’ que prendieron las alarmas de las líneas del MAdrid, pero no tantas como las que recibió el Barcelona por parte de los de Ancelotti.

Comparando un poco los dos clásicos europeos jugados este fin de semana, siempre el del Bernabéu fue mejor que el del Old Trafford porque sencillamente en Inglaterra el ritmo de juego es diferente y la cultura alrededor de este tipos de partidos en la gente se manifiesta y se siente de otra maneja diría yo más “calmada”. La tensión y el “parálisis” de un Barcelona-Real crean un “clímax” más eufórico y mediático entre hinchas y las prensas respectivas de los equipos donde se registraron declaraciones como la  de Dani Alvez para la AS: “Sólo los fuertes sobreviven cuando se pierde” pero el que “no sobrevivió” fue su figura Andrés Iniesta que sufrió una lesión en el sóleo después del encuentro; convirtiéndose en una baja interesante que el Real debe saber aprovechar a su favor.

Este fin de semana trajo consigo calma y serenidad para los que sentimos y vivimos la pasión del Real y del Manchester, más que todo por haber ganado un importante clásico. Se espera que la buena racha del Real continúe y que la del United de Falcao logre encontrar un punto de giro a favor.

Por: Daniel Eduardo García

Twitter: @danielgrandu

Comments

comments