¿Consumo, luego existo?

¿Consumo, luego existo?

consumo, luego existo

Columna de ElClavo.com para ADN

Hace algunas semanas Apple anunció el lanzamiento de dos nuevos artefactos tecnológicos: el iPhone 6 y el Apple Watch.En Colombia el anuncio se convirtió en tema de conversaciones que  terminaban en la frustrante pregunta ¿Cuánto irá a costar? Digo frustrante porque los que tienen que hacerse esa pregunta son los que añoran tener lo que no pueden comprar para parecerse a lo que otros les dicen que deben ser.

La sociedad de consumo tiene como especialidad crear necesidades superfluas  para que el sujeto preso en ella no le quede más que consumir y consumir sin importar que en esa lógica estúpida se consuma su vida. El animal de consumo inocentemente cree que tener lo que las élites tienen inmediatamente lo hará pertenecer al “selecto grupo”. En sociedades tan profundamente arribistas como la nuestra lo importante es aparentar.

Para consumir hay que tener y cuando no se tiene hay que endeudarse, es decir hacerse más pobre mientras la élite se hace más rica ¿Acaso se acortó la brecha social jugando a tener lo que no se puede comprar para parecerse a lo que otros dicen que hay que ser?

Con la caterva de arribistas que venderán la madre si es necesario para comprar los nuevos juguetes de Apple, a parte del gigante tecnológico, solo ganarán los ladrones: los de los bancos que engordarán sus arcas con las aspiraciones de los menesterosos consumidores y los de los semáforos, que con cada robo obligarán al animal consumista a que se vuelva a endeudar para aparentar un estatus que nunca terminará de pagar.

Por Hugo Correal

@HugoCorreal

Comments

comments