11 maneras de disimular la pobreza

11 maneras de disimular la pobreza

Hagamos que su papá era un narcotraficante, se lo mataron o extraditaron y el gobierno le quitó todos los bienes y lo dejó sin un cochino peso. Bueno pero si no le gusta lo ilegal, es una persona honesta y aborrece o siente miedo de ser traqueto, entonces hagamos que es dueño de una empresa, se quiebra y le toca vender las cosas materiales y quedarse en la cochina calle. Sino entonces hagamos que su familia hizo malos negocios, llegó la desgracia y quedaron en banca rota.

Todas estas situaciones le pueden suceder en la vida  a cualquier persona acomodada, que viva bien o tenga mucho dinero. Lo difícil es si usted vive del qué dirán o es alguien muy superficial, saberlas sortear ante los demás y en lo posible no pasar penas puede ser algo traumático. Así que si usted es una persona que está pendiente de lo que opinen los otros, quiere disimular la pobreza y tratar de vivir tranquilo, aquí unos consejos para esconder que usted se volvió pobre, entró en crisis económica  y tal vez se demore en salir.

1.    Puede decir que se volvió religioso, fundó una secta o se alió con una iglesia donde se debe despojar de todo lo material.
2.    Puede empezar a querer ser excéntrico alegando que toda su ropa es igualita o similar.

Ilustración: Diana Delgado - EL CLAVO

Ilustración: Diana Delgado - EL CLAVO

3.    Puede inventarse que se volvió hippie, así no le dirán nada por empezar a usar el servicio público, tener los zapatos rotos y pasarse a vivir a San Antonio.
4.    Puede  alegar que ahora es comunista – socialista, odia este sistema opresor y superficial y nadie le dirá nada al cambiarse a una universidad pública.
5.    Se rapa, usa únicamente una manta amarilla y dice que está haciendo un curso para monje Shaolin online.  Es la época de la globalización y la virtualidad, entonces nadie lo refutará.
6.    Puede decir que ahora se preocupa por el medio ambiente, se ha vuelto un ferviente activista ecologista y por eso vendió el carro.
7.    Si van a comer a finos restaurantes, se inventa que está a dieta,  se ha vuelto vegetariano o que se volvió alérgico a las especies y otros condimentos y prefiere comer lo de su casa.
8.    Al ir a tomar con sus amigos deja claro desde un principio que no pone ni un peso pa’ trago, ya que  está en un tratamiento de alcohólicos anónimos y debe seguir los 12 pasos.
9.    Si no quiere que nadie  vea cómo está viviendo ahora, aléjese de todo el mundo por un buen tiempo, invéntese que tiene el virus A(H1N1).
10.    Alega que está cansado de las tecnologías invasoras y por eso ha decidido no tener internet, dejar de pagar el celular, y no le interesa comprar i-Pod u otras “pendejadas tecnológicas que existen  simplemente por moda”.
11.    Déjese de pendejadas y de llorar porque le cayó la rolla. No pierda el tiempo leyendo más periódicos en los parques de su ciudad y más bien invéntese algo o ¡busque trabajo!

Comments

comments