Armar tanto problema por esas maricadas…

Armar tanto problema por esas maricadas…

amar_problemasEste definitivamente es un país de conflictos pendejos. Armaron un bullicio impresionante por un proceso 8000 que no era otra cosa que la repetición de la fórmula de viejos aspirantes a la presidencia de la república. Este es un país de neuróticos y complicados, de viejos mojigatos y señoras morrongas. Es un país de contradicciones que van desde el clima ambiental, hasta el económico y social. Colombia es la única parte del mundo donde a un rico y a un pobre los separa una cuadra, pero al pobre le siguen llegando los recibos de los servicios como si viviera en la casa del rico.
Aquí en Colombia, habiendo tanta cosa grave por solucionar, nos hemos preocupado (y que me perdone mi mamá por “boquisucio”) por maricadas. Y digo maricadas en todo el sentido de la palabra. En días pasados fue publicado en los más prestigiosos periódicos del país un aviso, bastante grande, en contra de los derechos de los homosexuales. El aviso fue pago por personajes notoriamente públicos, como ex presidentes, gerentes, y miembros del clero (descarados).
Esto es pelear por maricadas. ¿Qué daño le hace a la sociedad que una pareja homosexual conviva marido y mujer, perdón, como marido y marido? Si un marido normal tiene en su casa derecho a ponerle los cuernos a su mujer, llegar tarde, divorciarse, jugarse el sueldo y ponerle la mano de vez en cuando a su querida señora, ¿por qué no permitir que en el hogar de junto suene el altoparlante con canciones de Bosé y Mecano todo el día? ¿Por qué no disfrutar con tolerancia de los prósperos negocios que estos visionarios suelen colocar? Y que me perdonen, pero los prostíbulos, las casas de vicio, los billares y los deshuesaderos de carros no son precisamente propiedad de los maricas. Los dueños de este tipo de destructivos negocios son siempre los más machos, los de pelo en pecho.
Los maricas, y lo digo con gusto y con respeto, son los mejores profesionales que conozco. Por dos razones primordiales: una, no les queda mucho tiempo de ser maricas, ya que debido al juicio que se ejerce sobre ellos les toca trabajar el doble para poder salir adelante. Segundo, porque gracias a su ambigüedad o dualidad sexual (esta es una hipótesis propia no comprobada) les resulta mucho más fácil entender lo que cualquier persona quiere sea hombre, mujer o marica, sin machismos, ni feminismos gastados y derechistas.
Los homosexuales tienen muy despiertos todos los sentidos, son buenos observadores, medidos con la plata, saben escuchar y hablan hasta por los codos. Divertidos al máximo, sinceros, tranquilos y eficientes. Lo que hagan de puertas para adentro nos importa a los heterosexuales tan poco como a ellos les importa lo que nosotros hagamos, siempre y cuando no viole los derechos del otro.
Sólo por nombrar algunos aquí dejo una lista de los homosexuales más influyentes y que más admiro en la historia: Freddy Mercury, la mejor voz de la historia del rock sin duda alguna; Oscar Wilde, uno de los escritores más revolucionarios que haya producido la humanidad; Gustavo Álvarez Gardeazábal, el dirigente más inteligente que ha tenido la región y uno de los escritores más leídos del país; Andy Warhol, el creativo más emprendedor de la historia norteamericana: todas sus empresas fueron siempre un éxito rotundo.

Comments

comments