Bendita y justificada pedofilia: Aberración bajo las sotanas

Bendita y justificada pedofilia: Aberración bajo las sotanas

pedofilia

Imagen de Erik Ravelo

“Entiendo la pedofilia, pero la homosexualidad no” fueron las palabras del cura italiano Gino Flaim en una entrevista realizada para la cadena de televisión ‘La7’. La diócesis de Trento, al norte de Italia no demoró en hacer pública la destitución del padre, prohibiéndole el volver a predicar, pero el problema no radica ahí, no: el problema radica en que como éste individuo, muchos más tienen ese pensamiento que exculpa a los pederastas de sus actos aberrantes contra los niños sólo porque llevan una sotana, la cual por cierto, se quitan a la hora de violar a un menor.

Pero las tristezas no acaban ahí, eso es sólo una parte de lo deplorable que se ha convertido la religión en nuestra sociedad. Ante pruebas irrefutables de la culpabilidad de éstos sujetos, aparecen ciudadanos dispuestos a rasgarse las vestiduras por el cura de la parroquia. Aparecen padres diciendo que Monseñor Fulanito jamás ha tocado a su hijo, abuelas que tachan de impuros a aquellos que quieren defender la integridad de los menores y autoridades (legales y eclesiásticas) que desmienten los hechos y absuelven al degenerado de cualquier delito. Y es que como a los colombianos se nos da tan bien aplicar la técnica Oscar Iván Zuluaga, entonces lo más lógico es decir que, por ejemplo, el video en el que se ve al sacerdote Guillermo Jiménez del colegio Claretiano de Bogotá, haciéndole sexo oral a un niño de 13 años, es un montaje ¡CLARO! Es que como las personas del común cuentan con un equipo de producción de punta, pues invierten su tiempo en hacer éste tipo de “montajes” para encochinar al santo cura, imagen de Cristo en la tierra.

Volviendo a Gino Flaim, el cura dijo: “Desafortunadamente, hay niños que buscan afecto debido a que no lo tienen en casa y, entonces, si encuentran a un sacerdote, éste podría incluso caer en la tentación. Lo entiendo”,  luego, al preguntarle si los menores eran en parte responsables de los abusos, el cura respondió: “En muchos casos, sí” ¡Claro! Malditos y sensuales niños, que con sus caras inocentes y sus cuerpos virginales, llenan de tentación las carnes de un pobre mortal que sólo sirve al señor. Porque cuando es para justificar sus actos, sí son mortales, pero a la hora de ser juzgados, pasan a ser una representación de Dios. O sea, que según Flaim, si una mujer es violada es su culpa por andar vestida de manera provocativa, si una persona es asesinada, es su culpa por despertar la rabia del asesino, si una mujer es maltratada, obvio es su culpa, por desobedecer a su marido.

La religión debería ser un motivo de paz, debería ser ese espacio extra-terrenal en el que las personas encontramos la tranquilidad espiritual que nos arrebata la monotonía del día a día.
Sin representantes, debería ser liderada por nosotros mismos, por nuestros dogmas y nuestra entrega a la calma interior, pero somos tan güevones que hasta de las religiones hicimos un negocio. Creen santo a cualquier pendejo con sotana (o incluso sin ella) Se parten el culo todos los días trabajando para ir a darle el 10% del sueldo a un marica que les dice cada domingo que se van a quemar en el infierno sin importar qué tan buenos traten de ser. No reciben ni donan sangre, no sé por qué carajos, y prefieren que la mamá se les muera desangrada sólo por “agradar a Dios”. No follan en semana santa porque se quedan pegados. Echan de la casa a los hijos porque “les salieron maricones” y según la ley de un Dios, que no saben a ciencia cierta si existe, eso es pecado, poniendo a ese ser imaginario por encima de una criatura que salió de sus vientres, que hicieron con amor y que es el mismo al que criaron, sólo que le gustan las personas de su mismo sexo. Es que son tan idiotas que día a día se matan y se torturan sólo porque lo dice un verraco libro.

Al que le parezca que soy ofensivo, lo lamento, me importa un comino, al final del día no estoy diciendo nada que no sea verdad ¿o es que acaso alguno de los “mandamientos” mencionados anteriormente no es cierto? Porque los religiosos son felices atacando ateos y agnósticos, pero cuando les toca a ellos, se sienten vulnerados y dicen que no se les respeta.

El consuelo es que algunos creen en Dios y no se la pasan sumergidos en ese mar de idioteces, sólo tienen a ese ser superior como lo que dije, como una imagen de paz interior y consuelo a la maldad que rodea a la humanidad. Pocos son los que saben que lo bueno no es “gracias a Dios” sino a su esfuerzo y sacrificio, así como lo malo no es obra del diablo sino situaciones del destino, de las que nadie está exento o actos propios de la aberrada mentalidad del hombre.

Siempre recuerde que cada quien es libre de hacer con su vida y su cuerpo lo que le plazca mientras que no afecte a los demás. Cada quien es libre de acostarse con quien quiera siempre y cuando haya un mutuo consentimiento. Cada quien es libre de vestirse como quiera, de rezarle a quien quiera, de cantar lo que quiera, de hacer lo que quiera, por eso tenemos un libre albedrío. Si a usted le molestan los homosexuales, pues no lo mire, pero tampoco los insulte. Si le molestan las prostitutas, pues no pase por donde están ellas, pero no las juzgue porque usted no va a sacar mes a mes de su bolsillo para darles la plata que se hacen ejerciendo su labor. Si a usted no le gusta la gente que se viste raro, no salga de su casa y así se mira su pinta al espejo todo el día. Esas son la soluciones que le tengo y por último, si usted, como Flaim, piensa que es peor ver a dos hombres besándose que ver a un viejo chupándole el pene a un niño, entonces usted es un aberrado y le recomiendo buscar ayuda, porque no está muy lejos de actuar de la misma manera que actúa Garavito.

 

Escrito por Yamil Chuaire   @JameelSchuaire

Comments

comments