Cali: ¿una ciudad que pide sangre y terror?

Cali: ¿una ciudad que pide sangre y terror?

 

 12109310_1499719670322203_7913149948459217410_n

Estoy en ciudad de Cali, considerada una de las ciudades más peligrosas del mundo. Y no voy a decir que es mentira, es quizá, una de las ciudades donde más se cometen homicidios, donde las noticias están invadidas de mujeres asesinadas y atracos en 8 de cada 10 semáforos. Es en serio, y sin embargo, la gente está bebiendo despreocupada, de rumba sin altercados, en la quinta sin cuestionar su seguridad, en Menga sin importar que pueda ser la última noche. Donde sea, siempre hay quien celebre vivo o muerto.

Claro que me entristece. ¿A quién no?

¿’Pero sabe? hay algo peor aún. Todo este reinado de terror que sumerge a la sucursal del cielo en los últimos años ha transformado a las personas. Unas más tontas que antes y otras más crueles. Es decir, existe quien a sabiendas de lo peligroso que es salir en esta ciudad de chontaduro y guarapo, singuen exponiéndose con sus celulares mientras capturan pokemones, o escuchan música mientras sus enormes celulares reciben mensajes de whatsapp. Y luego están quienes desean incluso matar a todos aquellos que están haciendo el mal. Entendible sí, eso son efectos de la frustración y el desespero.

Incluso te hace reflexionar.

Hace unos días una mujer atropelló a dos jóvenes en una moto, que pretendían robarla. La única base de los hechos es la experiencia de la mujer que mató a uno de los jóvenes cuando lo arrolló. Por lo cual la mujer ahora está siendo juzgada por homicidio y probablemente vaya a la cárcel, mientras que la comunidad se declara en protesta e indignada por la decisión de las autoridades. Todos califican a los jóvenes como presuntos ladrones, pero las pruebas no son concluyentes. Nadie sabe en realidad que pasó, y sin embargo, las personas juzgan los hechos, asumiendo que los ladrones deberían morir y la mujer debería ser puesta en libertad. No se trató de un asunto de vida o muerte, o de defensa propia. Fue una reacción enteramente humana ante el miedo y la rabia. Y sí, quizá todas esas personas deberían desaparecer, pero lo que hacen las autoridades no está mal. Si un ser humano es capaz de matar a otro, entonces, debe también ser capaz de asumir las consecuencias que eso conlleva. Imagínese que pudiéramos matar a todos los que nos roban, nos atracan, o nos hacen daño, entonces luego tendríamos que matarnos entre nosotros, porque seríamos también criminales.

Ahora bien, esta mujer y todos aquellos que han hecho algo similar, no son inocentes, pero se convierten en héroes para una comunidad que busca sangre. Gracias a ellos, aparentemente usted se libra de ser robado por algunos personajes, cuando el problema es la falta de garantías en seguridad, la poca educación, y precisamente, ese pensamiento sanguinario.

Finalmente te preguntas:

¿Es que todas estas personas que alegan y aprueban, no entienden que la violencia sólo genera más violencia? ¿No entienden acaso que si matamos a todos los que hacen el mal, entonces en el mundo quedaríamos puros asesinos?

Por:

Sebastián París

@Lenfert

sebastián paris