Colombia n’ Roll: Rockeros de sombrero vueltiao

Colombia n’ Roll: Rockeros de sombrero vueltiao

colombia n roll

 

La bandera sigue ondeando en lo alto. El himno se sigue entonando. La oración patria la siguen rezando a grito herido. Y el pedazo de tierra, llamado Colombia, sigue estando en el mismo lugar de siempre; y sigue provocando esas ganas de morir por los colores de su bandera, la letra de su himno, y los muertos de su oración. Patriotismo del bueno. Orgullosos de nacer en esta matera, y no en aquella. Así somos.

Aunque no sólo entonamos el himno; también tenemos esos fabulosos ritmos que nos definen como el país más feliz del mundo, y como cultura. Ritmos que de vez en vez no comparto mucho, y por eso es mejor definir la Colombia que uno ve, con la música que uno escucha, el Colombia n’ Roll, para darse cuenta que no hay himno qué cantar, ni bandera por la qué morir. Vivir en Colombia es el paraíso, hacer lo que se quiere y como se quiere. Hasta equivocarnos podemos, buenísimo ¿no? Empecemos:

Vivir en Colombia es como estar tocando la puerta al cielo del Guns, mientras subo por la escalera de Zeppelin, sin darme cuenta que voy de paso, en realidad, por la autopista al infierno de AC/DC. ¡Ven! Hasta hacemos rimar cosas que nada tienen que ver con nosotros. Pero que como sólo nosotros sabemos hacer: lo adoptamos a nuestra realidad, con la falsa promesa que va a funcionar. Al final fracasa y sólo nos queda volver al país de ensueño que siempre hemos querido, a esa fantasía. El Colombian Dream.

Vivir en este paraíso no es fácil; especialmente porque además de todas las cosas buenas, hay animales de los que debemos cuidar, algunos en peligro de extinción; y otros que parecen reproducirse más rápido que las cucarachas y ser tan resistentes como ellas. Ya nos dieron la bienvenida a la jungla, esa es de los Guns. El problema es que en esta jungla los animales no muerden, dan bala.

Pero es que como dice Casablancas y The Strokes: sólo se vive una vez, entonces hay que gozarlo, encontrando las veinte diferentes maneras de ver el mundo. ¡Ven! Seguimos adaptando los ídolos de muchos. Menos mal, el que no quiera gozar puede correr a las colinas, como la de Maiden, pero a esconderse. Aprovechen porque colinas es lo que hay para esconderse, no con la guerrilla, esos están firmando la paz, aunque para muchos la paz se está vendiendo. Mustane y Megadeth no tiene nada que ver en esa venta, aunque es un buen negocio.

Pero a pesar de todos los amores y desamores, que significa ser colombiano seguimos en búsqueda del Colombian Dream. Como dijo Metallica: triste pero cierto.

 

“La vida sin música sería un error.”
F. Nietzsche

 

Autor: Mauricio Duarte
Twitter: @UnTalDuarte

Comments

comments