#Columna: El emprendimiento, la nueva revolución industrial

#Columna: El emprendimiento, la nueva revolución industrial

emprendimiento

Es común escuchar que en Colombia hay perso­nas que le apuestan al emprendimiento o que tienen una idea en mente que quieren llevar a cabo. En nuestro país, según el estudio del GEM (Global Entrepreneurship Mo­nitor), cerca del 70% de la población adulta percibe que el ser empresario es una buena opción de carrera profesional, ya que otorga un alto estatus en la sociedad y es un tema de interés en los me­dios de comunicación.

Adicionalmente, el emprendimiento ha tomado un papel importante y prota­gónico en los programas del go­bierno, en las instituciones educativas, en las organi­zaciones sociales y en las empresas privadas. De hecho, las tecnologías de la información TIC, han creado posibilidades de de­sarrollo de nuevas empresas que, con poca inversión inicial, logran en un corto tiempo crecer en el mercado y convertirse en compañías esca­lables a nivel mundial.

Actualmente, las condiciones de desem­pleo del país y las exigencias diarias que viven los empleados en las empresas, ha convertido al emprendimiento en una de las mejores alternativas para quienes desean te­ner independencia y proyección económica.

Los emprendimientos, también llamadas startups, son la nueva revolución industrial, porque permiten entender los nuevos hábitos de consumo, con la vinculación de la tecno­logía y el estar dispuestos a experimentar y arriesgarse siendo innovadores.

 

"Cerca del 70% de la población adulta percibe que el ser empresario es una buena opción de carrera profesional."

 

En los últimos 10 años, Colombia ha trans­formado su cultura del emprendimiento y la innovación, proporcionando un impulso significativo a los nuevos emprendedores, pues cada vez más nacen programas u orga­nizaciones que apoyan desde la motivación, el desarrollo de ideas innovadoras, su vali­dación en el mercado, la puesta en marcha, la consolidación empresarial, los es­pacios de coworking e incluso la financiación.

Este escenario suena muy motivador y esperanzador. Sin embargo, no podemos desco­nocer una realidad: emprender sigue siendo una tarea titánica. Son muchas las personas que se motivan con el hecho de ser llamados emprendedores, anhelan convertirse en los próximos Steve Jobs (creador de Apple) o Larry Page (creador de Google) colombianos y desean tener, en menos de 2 años, la em­presa de miles de millones de dólares, pero lamentablemente muchos emprendedores no logran vivir de su propio emprendimiento, tienen que abandonar sus iniciativas y si lo­gran sobrevivir, se convierte en todo un reto pasar al siguiente escalón de crecimiento para dejar de ser una pequeña empresa.

Por ello, resalto tres desafíos a destacar en esta nueva revolución:

  1. Creer en el emprendimiento es comprar e invertir: Se requiere que nuestras industrias colombianas y consumidores le apuesten más en nuestros propios emprendedores y esto se vea reflejado en sus compras de pro­ductos, insumos y servicios, pero también en inyectarle inversión para su crecimiento.
  2. Crear verdaderas innovaciones: Se hace necesario un trabajo disciplinado, consciente y profundo por parte de los mismos empren­dedores en términos de investigar más las necesidades del mercado y con ello crear so­luciones transformadoras y salir de las “ideas clásicas”.
  3. Más acción, menos inspiración: Las enti­dades de apoyo deben pasar del impulso mo­tivacional a un modelo que rete a los empren­dedores a la acción en el mercado. Se necesita “más calle y menos canvas”

Por: Óscar Mauricio Vásquez

@omvasquez

oscar mauricio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Empresario con más de 10 años de experiencia en el ámbito del Emprendimiento y la Innovación. Consultor Senior de INNTELIGENCE, compañía que se dedica al desarrollo de inteligencia competitiva y acompañamiento a las empresas para transformarlas en compañías innovadoras. Conferencista, docente universitario y empresario comprometido con el desarrollo de modelos de acompañamiento y aceleración a emprendedores sociales, culturales y empresariales. Actualmente se desempeña como Director de la Oficina de Emprendimiento de la Javeriana en Cali, Campus Nova.

Comments

comments

Leave a Reply

*