#Columna: Las pesadillas se han hecho realidad

Las pesadillas se han hecho realidad

Y es que sentarse en la sala de tu hogar, prender el televisor y ver las noticias, ya es como ir al cine a verse una película de terror. Lamentablemente hoy en día tenemos una realidad llena de oscuridad, bañada en sangre, con inocentes y villanos o también llamados monstruos.

Podríamos contar nuevamente a todos una de las leyendas más antigua, temida y amada de los latinos, sí, de los latinos porque resulta que la Llorona no es colombiana, no es del Quindío ni del Tolima como muchos creíamos. Al parecer esta leyenda ha roto fronteras al igual que las guerras y sus miedos. Es mexicana, otro país bañado en sangre con bastantes historias reales de miedo como nuestro país.

La historia cuenta que una indígena pierde o acaba con sus tres hijos por culpa del abandono de su amado que, por ser español, prefiere dejarla que perder su estatus, la riqueza y el poder. Esto la llena de un dolor tan intenso que se enloquece matando a sus hijos y luego causándole una culpa tan grande que se suicida ella también, creyendo así encontrar la paz, pero no, su alma no descansa, y muchos dicen escucharla llamar a gritos a sus hijos a altas horas de la noche. ¿De verdad es preferible dedicarle más tiempo y detalle a esta leyenda de fantasía con tantos casos reales en las noticias?

No creo, es que ya no hace falta inventarnos más historias de miedo o recordar al duende, la patasola o la misma llorona. Porque madres son muchas las que lloran sus hijos a diario. Pequeños convertidos en el diablo abundan en las calles, y es que el mal hace rato que dejo de bailar en Juanchito, ahora está en cada caso de ambición, intolerancia y rabia en los barrios o ciudades de nuestro país.

¿Será que las tres cruces se quedaron pequeñas para la protección que necesitábamos?, ¿será que Monserrate no escuchó nuestras suplicas? Yo creo que simplemente nos hemos cansado de luchar y ha sido mejor rendirse ante tanto mal.

Ya no es necesario contarle a un niño sobre El Coco, la Madre Monte o la Viuda de Negro. Ahora es deber de cada padre hacerle saber que el hambre, la falta de educación, la falta de tolerancia y amor al prójimo, es a lo que se le debe tener miedo. Porque la muerte ya no viene a casa o se hace en los pies de nuestra cama vestida de negro, ahora anda en moto, a pie, en el transporte público, armada con ansias de cobrar venganza, por lo que no puede ser.

¿Lo que no pudo ser? Sí, es así es como he podido reflejar las muertes que vemos a diario, el asesino cobra venganza por lo que no logró ser, lo que no pudo tener o en lamentables casos lo que le quitaron a él ¿Cuándo acabara esto? ¿Cuándo despertaremos de esta pesadilla? Sería muy cruel decir que nunca, pero una fantasía decir que pronto. Por ahora lo único que se puede hacer es agarrarnos fuerte a eso que nos mantiene alegres, que nos hace sentir seguros, llenarnos de amor por nosotros y los nuestros, creer en que se puede ser mejor, creer en lo que nos hacer ser mejores, y si aún les queda algo de fe en un Dios supremos rezarle a él un… LÍBRANOS DE TODO MAL, AMÉN.

AUTORA

Andrea Mosquera

@stephaniemb

Comments

comments

Leave a Reply

*