Cuando el amor resulta ser un voto en blanco

Cuando el amor resulta ser un voto en blanco

cuando el amor resulta ser un voto en blanco

Deambulando a través de las notificaciones de Facebook, me encuentro con una imagen de Aleida que expone textualmente: “Al principio, uno cree que elige al mejor, al final; es como si hubiera votado en blanco”. Es una realidad que se repite una y otra vez en la vida, puede que toque voto en blanco pocas veces para llegar al elegido o elegida, como puede que vote en blanco toda la vida.

El voto en blanco en la vida sentimental genera dolor hasta en los tuétanos, y la única cura es el tiempo, ¡sí! más tiempo además del que se perdió creyendo que era el elegido.
Hay diferentes supuestos “elegidos”, cada uno tiene su propia metodología para hacer de la otra persona una miseria, cada uno tiene su propio estilo para reducir la dignidad del que elige y cada uno de ellos, sin excepción, se lava las manos argumentando que ha sido su mejor gestión en el período de labor.

Adicionalmente, sin importar el nivel de educación o el área de desarrollo profesional o la edad; suelen argumentar cuando se declaran como voto en blanco que: “No eres lo que busco en mi vida” o todo lo contrario “No puedo darte lo que necesitas/quieres/deseas”; son expertos en hacer relucir lo peor de ti y no hacerse responsable de sus creaciones, y sencillamente cuando ya no sirves, te desechan como una servilleta.

Sin embargo, la vida exige tener estas caídas, serán varias, o tantas que se pierde la cuenta. Es normal llorar; por más racional que seas en esta etapa de la vida, se permiten las idioteces, siempre y cuando se lleven a cabo desde lo más profundo de tu corazón y que no implique daño al “voto en blanco” aunque lo merezca (porque es que hay unos que merecen que se les mande los de la moto). Estas malas decisiones de compartir un pedazo de la vida con un posible voto en blanco, deja dos caminos:

  • Sufrir más de lo necesario, hasta perder el sentido de la vida.
  • 2 Llorar y sufrir un periodo, superar las angustias, armarte de valor, recordar día a día los errores que se han cometido y después de un tiempo prudente, regresar al mercado del usado.

Resalto, entre más edad se tenga, menor será el dolor, sin embargo, entre más larga la relación, más difícil será la recuperación y menor será el sentido común de aceptar que alguien te ha usado y finalmente te ha desechado.

Para superar esta etapa, es recomendable que bloquee o elimine toda forma de contacto con el voto en blanco, retire las fotos de su celular y su PC, y si es necesario, por salud mental, también bloquear y eliminar a los amigos en común. PERO, recuerde, esto sólo ayudará a recuperarse, porque nunca lo olvidará y muy posiblemente lo vuelva a llorar 10 años después. Este tipo de experiencias ayudan a formarse como personas, aclaran lo que se quiere y lo que no de aquel ser con quien se desea compartir el resto de la vida. Es clarísimo que ni siquiera se puede pretender cambiar a otro, así solo sea para beneficio de su propia vida.

 

Escrito por Diony Ico Brath   @DionyIco

Comments

comments