Diomedes no tiene la culpa

Diomedes no tiene la culpa

DIOMEDES DIAZAl siguiente día de ser publicada ésta columna por nuestra querida Diony Ico Brath, Carlos Reyes decidió dar una respuesta a la que tituló “Diomedes sí tiene la culpa” pueden leerla aquí: http://bit.ly/1LmBhyL

Diomedes no tiene la culpa

 

Un día cualquiera me senté a ver la novela aquella que habla de la vida del famoso cantante de vallenato (es que fue famoso por su trabajo y por su escandalosa vida). Un ejercicio que le aprendí a Daniel Samper, que para criticar la pobre producción televisiva colombiana hay que verla.

Aquel personaje, de poco atractivo físico, contaba o cuenta (según las diversas entrevistas que he leído en diferentes medios de publicación) con un racimo de mujeres que daban la vida por él, las cuales dejaban su dignidad por el piso. Cabe aclarar que el objetivo de la presente columna es exponer mi punto de vista sobre las razones de por qué un hombre es tan sinvergüenza, incógnita que logré despejar con esta novela y con ciertos sucesos de mi vida.

¿Se permite a cualquier hombre trapear el piso con una o con varias mujeres? La respuesta es sí, y Diomedes es la prueba viviente, y no fue culpa de él, todas las mujeres que lo rodearon fueron las causas de toda su vida llena de desaforos. Cuando se pregunte por qué un hombre cualquiera es tan sinvergüenza, tan guache, etc., primero conozca a su mamá, ahí inician todos los problemas. Citando la novela, la madre de Diomedes fue victima de infidelidad y su matrimonio casi se acaba, pero a mí no me cabe en la cabeza que ella siendo mujer, victima y conociendo a la esposa de su hijo (una buena muchacha según la novela) le alcahueteara todos esos embarazos con cuanta “china” se le abrió de piernas;  “ella como buena madre, cuidaba los intereses de su hijo y lo apoyaba dando la correspondiente mesada a cada mujer. También tenía ojo para reconocer quién no era hijo natural de su primogénito”. Entonces ¿con qué moral una madre que ha alcahueteado cuanto error miserable ha cometido su hijo, pueda decir que fue un gran hijo? ¡ESO ES UN PAJAZO MENTAL! El sujeto procesa en su cabeza que como su madre lo apoya, su comportamiento es natural y adecuado para desenvolverse en la sociedad.

Por otro lado ¿dónde está la dignidad de todas esas mujeres que dicen haber sido amadas por un hombre tan gañan? (y no me refiero solamente a Diomedes). Concluyo que tienen graves problemas de autoestima, sin embargo no soy profesional en temas de psicología para deducir esto, pero sí tengo claro que ese tipo de amor que no incluye confianza y respeto no es amor por ningún ángulo.

He tolerado infidelidades, creo que la mayoría de damas hemos pasado por eso, pero una segunda infidelidad, tercera, cuarta, quinta, etc. No es tolerable en esta vida ni en otra dimensión. Si usted como macho aceptó una relación de monogamia, no haga el ridículo siendo pica flor. Para cuanta mujer que tolera estas desfachateces: No llore ni se queje porque la hacen sufrir, incluyendo el maltrato físico. Pero si en algún momento acepta que está mal, su primer paso de rehabilitación es reconocer que en la calle hay gañanes por culpa de las mujeres y que no tiene el absoluto derecho de culpar a los machos sinvergüenzas, irresponsables, mantenidos, entre otras actitudes despreciables,  pues se les ha permitido serlo.

 

Escrito por Diony Ico Brath   @DionyIco

Comments

comments