La educación nos hace libres

La educación nos hace libres

kitMuchas luchas se han librado en favor y en nombre de la libertad. La Revolución Francesa fue un ejemplo de ello. Hablan de libertad la Declaración Universal de Derechos Humanos, varios tratados internacionales, nuestra Constitución política, entre otros documentos. Pero, ¿Puede ser libre el ser humano que no tiene sus necesidades básicas satisfechas? ¿Somos realmente libres? El mercado nos ofrece un sin número de productos, pero ¿tenemos en realidad los elementos suficientes para elegir el que más consulte nuestros intereses? ¿Tenemos los recursos económicos para comprar lo que necesitamos? ¿Será que somos realmente libres para tomar nuestras decisiones? Mi respuesta a esta última pregunta es NO.

El punto de partida para alcanzar un grado de libertad mayor es la educación. Si tenemos acceso al conocimiento tendremos mejores elementos de juicio para decidir mejor sobre las situaciones que afectan nuestro proyecto de existencia y, así mismo, influyen en nuestra felicidad. Además, si tenemos acceso a una educación de calidad no solamente seremos más libres, sino que seremos competentes laboralmente y las puertas de las oportunidades se nos abrirán mucho más fácil y rápido. Si tenemos acceso al conocimiento podremos elegir mucho mejor a nuestros gobernantes. Si la educación en Colombia deja de ser un privilegio para convertirse en un derecho, el País avanzará mucho más rápido hacia el desarrollo y avanzar hacia el desarrollo significa tener más empleos y mejores salarios y ello, junto con otras cosas, significa mejor calidad de vida y mayor posibilidad para que cada ser humano realice su proyecto de vida.

El llamado para nuestros políticos locales y para nuestros representantes es que piensen más en educación, no sólo en cobertura sino también en calidad. Que no se conformen con invertir los recursos provenientes de las transferencias nacionales, sino que le pellizquen a los recursos propios para fortalecer la educación. Apostémosle a la educación en lugar de andar peleando como perros y gatos entre grupos políticos; apostarle a la educación es apostarle al desarrollo.

Comments

comments