El mercado del usado en declive

El mercado del usado en declive

EL MERCADO DEL USADO EN DECLIVE2

Antes de iniciar, explicaré qué es el mercado del usado, palabras expuestas en diferentes columnas, cuya conceptualización la he dejado a la imaginación del lector.
El Mercado del Usado es donde se encuentran los divorciados, los echados de un rejunte, los ex novios, los solteros pasados de años, solteros con mala suerte, comúnmente sinvergüenzas en rehabilitación y, los más patos: personas comprometidas, insatisfechas con su pareja que buscan aumentar el ego, entre otros.

Retomando la idea de lo que se quiere expresar en la presente columna, continúo. Los expertos economistas, sociólogos y quién sabe que otro profesional, en un contexto serio, argumentan actualmente que los mercados son muy dinámicos debido a las nuevas tecnologías que impulsan una competitividad más fuerte y un poco deshumanizada, etc. Por ejemplo: hoy en día los “arrocitos en bajo” se queman antes de prenderse, el cortejo inicia con emoticones y termina en puntos suspensivos, sin dejar las flechitas azules y en un silencio que simbólicamente comunica “ya no me interesas”. Hoy en día, da hartera dar el número celular, porque parece un Check List de parejas potenciales, sin ni siquiera verse las jetas a ver si huelen bueno.

No todo es malo, las redes sociales y el WhatsApp han permitido que los más tímidos generen un primer contacto, pero desastrosamente también expone la poca valentía de los machos cuando invitan a moteliar con dos días de chat, ni siquiera a “comer alimentos”. Al otro lado del charco, las redes sociales permiten hacer investigación de mercados; en otras palabras, el personaje que se presenta valientemente y se comporta como una buena opción, solicitando en infinitas maneras que no lo ubiquen en la friendzone, ¡tenga cuidado! “googleelo”  “facebookelo”… lo más normal es que se dé cuenta de que tiene una relación de 10 años, que pronto será su aniversario y que además pronto se casaran por diferentes mensajes de amor en sus walls. Recomiendo desecharl@, no hay nada más patético que omitir cierta información y más aún cuando se está participando en el mercado del usado – si desea ser infiel, hay muchos lugares en los cuales pueden pagar sin necesidad de disponer del tiempo y de las emociones de los demás participantes del mercado del usado-.

El caso más saludable, aunque tienes sus contras, es cuando los resultados de la investigación de mercados en el ambiente digital son nulos. Que delicia no saber nada del o de la pretendiente, dejar todo al misterio y a la incertidumbre, ¡ARRIESGARSE! Pero, el que no tenga ningún perfil puede significar que es un Don Juan o una bandida que sabe que tener perfiles públicos puede acarrear pruebas que dañen su perfil “serio”.

Puedo concluir entonces que el mercado del usado se está llenando de bonos tóxicos iguales a los que impulsaron la crisis inmobiliaria en Estados Unidos en el año 2008; además, si usted como producto esta depreciado (maduro) más complicado aún… en fin, ¡estamos jodidos!

 

Escrito por Diony Ico Brath   @DionyIco

 

Comments

comments