Elecciones Alcaldía de Cali 2015: Ganadores y perdedores

Elecciones Alcaldía de Cali 2015: Ganadores y perdedores

Maurice Armitage

Una vez los caleños conocieron los resultados de los comicios llevados a cabo el 25 de octubre de 2015, se pueden sacar algunas conclusiones sobre los vencedores y perdedores de la contienda política. Maurice Armitage es el gran ganador, sin ser un político, logró en su primera salida, ocupar el primer cargo de la ciudad. De la mano del movimiento ciudadano Creemos Cali y el apoyo de diferentes fuerzas electorales como el Partido Cambio Radical, Centro Democrático, algunos militantes del Partido de la U y del Partido Conservador, sumándole el apoyo del actual alcalde Rodrigo Guerrero y su administración, lograron hacerle frente a dos contendores muy fuertes. Es ganador porque se arriesgó a competir por un objetivo apetecido por muchos, sin experiencia, con un movimiento ciudadano, sin reconocimiento en la ciudadanía e iniciando un proceso electoral desde ceros. Los aproximadamente 264.000 votos le entregan la legitimidad necesaria para administrar la ciudad y hoy, es el nuevo alcalde de Cali.

Michel Maya es sin duda alguna otro gran ganador, en una campaña austera, con poca inversión económica y sin grandes inversores, logró a través de su elocuencia en los debates y su conocimiento de ciudad, ganarse el afecto de los caleños, 23.266 votos es un capital electoral impresionante, se convirtió con ello en el cuarto candidato con mayor votación entre los 8 contendores, se posicionó detrás de Armitage, Roberto Ortiz y Angelino Garzón, tres candidatos que superaban entre 5 y 10 veces la inversión económica en sus campañas comparándolas con la inversión de Maya. Además, dada su corta experiencia en lo público, se evidencia su legitimidad y posibilidad de ser una de las grandes fuerzas políticas de los próximos años. Superó sin mayor problema a Wilson Arias (con gran trayectoria política y excongresista), a Carlos José Holguín (candidato con estructura política) y a María Isabel Urrutia (también excongresista), en una campaña difícil, logró posicionarse positivamente.

Roberto Ortiz, también es ganador, ocupó el segundo lugar de la contienda con 175.300 votos aproximadamente, lo que evidencia un resultado contundente, su estructura y dinero le permitieron llegar a ese lugar, superando a Angelino Garzón, quien siempre se mantuvo como favorito en la carrera hacia la alcaldía de Cali. Ortiz, se convierte en una fuera política a tener en cuenta en la ciudad.

El gran derrotado en las elecciones es Angelino Garzón, ni el dinero invertido ni el respaldo del Partido de la U y sus grandes electores (Roy Barreras y Roosevelt Rodríguez), le permitieron avanzar lo suficiente siquiera para dar la pelea. Los 149.890 votos, fueron la evidencia de la derrota. Angelino se debatía hace unos meses entre la decisión de aspirar a la alcaldía de Cali y la alcaldía de Bogotá, se decía en los corrillos que la alcaldía de la capital del país sería una contienda difícil y por el contrario en Cali, la victoria era segura para Angelino; los cálculos fueron equivocados, las encuestas le jugaron una mala pasada y la excesiva confianza le pasó cuenta de cobro. Es el gran perdedor debido a que su estructura política fue apabullada, y será muy difícil ver una vez más en algún proceso electoral al exvicepresidente. Quizás debió escuchar las voces de quienes le sugerían retirarse antes de volver a aspirar a un cargo de elección popular. Cali le dio un mensaje claro a las estructuras políticas.

Carlos José Holguín es otro de los derrotados, la gloria de su padre no es suficiente para recoger frutos. Es la tercera pérdida electoral, apenas 15.887 votos son una cifra insignificante comparado con los cerca de $338.000.000 invertidos en campaña, solo superó a María Isabel Urrutia y a María Isabel Larrarte. En definitiva, es un delfín que no despegó como líder político.

Wilson Arias ni ganó ni perdió, sus votos representan a un sector de izquierda que tiene un capital político fijo, ni suma ni quita, no aumenta ni reduce significativamente, al igual que María Isabel Larrarte que representa al Movimiento Autoridades Indígenas de Colombia.

Y la otra gran derrotada de la jornada es María Isabel Urrutia, la exmedallista olímpica, después de su paso por el congreso no volvió a despegar en el campo electoral, en 2011 tuvo una significativa votación, 88.000 votos, pero no le fue suficiente, los logró gracias al apoyo de Alexander López y Wilson Arias y en 2015 los 6.476 votos obtenidos le dan un mensaje claro, sus alianzas y los cargos a los que aspira le facilitaron las cosas en el pasado, al parecer, su talante político no es atractivo para los electores, cuando intenta acudir a la independencia la caída es muy dolorosa.

Cali eligió y sólo el tiempo entregará sus resultados, Maurice Armitage es el alcalde de Cali para el periodo 2016 – 2019, la ciudad tiene problemáticas urgentes a resolver y él deberá asumirlas con responsabilidad, se espera un gabinete idóneo y medidas efectivas que ayuden a mejorar la ciudad en el corto plazo. Se crean nuevos liderazgos y se despiden algunos candidatos, definitivamente la política es un vaivén lleno de sorpresas.

 

Escrito por Luis Gabriel Rodríguez de la Rosa   @Lgrdelarosa

Comments

comments