La fotografía femenina es producto de la hipocresía

La fotografía femenina es producto de la hipocresía

 

fotogrfia-femenina

Las redes sociales se han convertido en la vitrina de exposición de ideas, pensamientos, actitudes, eventos, fotografías, y en especial, de nuestros propios cuerpos (me incluyo, aunque en realidad yo no me expongo por medios sociales, tal vez por Skype, pero lo hago sólo por "humildad"). Entonces, te das cuenta que existe cierta hipocresía por las cosas que vemos, opinamos, y hacemos. Todas muy diferentes unas con las otras.

¿A qué voy?

Últimamente las mujeres, sí, en especial ellas, exhiben sus cuerpos en fotografías que podrían ser altamente sensibles, sin embargo, están bajo la justificación del concepto artístico. La desnudez, como un símbolo de la feminidad, la belleza, y el arte. Sin embargo, estas mismas mujeres, incluso juzgan a otras, que a diferencia de ellas, no tienen la belleza, tampoco el porte, estilo, moda, y mucho menos tatuajes bien elaborados que cuestan más de 300 mil pesos. Para ellas, estas otras mujeres, grillas o guisas, son unas rameras, unas putillas de barrio, por salir en sus fotos, provocativas, con putishorts de mal gusto, o mostrando tetas con una ombliguera que sólo cubre media teta.

¿Qué diferencia verdad? Todo en nombre del arte. Que nunca es subjetivo...

"Para ellas, estas otras mujeres, grillas o guisas, son unas rameras, unas putillas de barrio, por salir en sus fotos, provocativas, con putishorts de mal gusto, o mostrando tetas con una ombliguera que sólo cubre media teta."

Allí es donde uno se pregunta ¿Pero qué mierda? Cómo es posible que estas personas juzguen cierta vestimenta, estereotipo, y fotografías cuando posan casi desnudas, tapando únicamente su entrepierna, o simplemente cortando el recuadro de la foto donde comienzan sus senos, exhibiendo todos los tatuajes que se han hecho a lo largo de sus aventureras y alternativas vidas. Y es que últimamente, todos nos creemos fotógrafos, modelos o artistas con un alta finura y sensibilidad. Sólo porque al final el producto es más elaborado, con filtros más avanzados debido a su alta capacidad tecnológica.

Bueno, de igual forma, cada una de estas personas es libre de posar como le venga en gana, es cierto. Pero sigue siendo contenido sensible, sea arte o no. Por ello, cada pieza artística está en un espacio donde el contexto es valorado, y no simplemente, en fotografías de Facebook e Instagram esperando llenar más de 1000 likes, con el fin de auto promocionarse (o porque se ve lindo), pero no deberían mentir, estas cosas no suceden en nombre del arte por más que ponga frases célebres como pie de foto, esto es el resultado del morbo, e incluso del alma sucia que tiene muchas mujeres... Al final, todos somos unos diablos amarillistas, amantes del sexo oculto, y sobre todo, hipócritas.

No hay necesidad de mentir. Más bien escriban: "Quiero que me vean, que se imaginen conmigo aunque nunca puedan tenerme, Aunque en realidad sea otro el que me folle". Más fuerte sí, pero más sincero... ¿o no?

¿Y por qué?

Sencillo, porque al final sólo somos un montón de personas más con doble moral.

Por:

Sebastián París

@Lenfert

sebastianparis3