LA IGNORANCIA CARECE DE VALORES

LA IGNORANCIA CARECE DE VALORES

CphsHsjXEAAAcHK

Hasta el día de hoy dejé de pensar que Colombia sólo era un país masoquista, extremadamente feliz con poco e infinitamente noble. Hoy pienso que Colombia es más un país ignorante e intolerante y que su absurda felicidad, rabias y diferentes emociones son el resultado de la ignorancia y la hipocresía.

Me pregunto si Colombia necesita más niños suicidándose por el matoneo en la sociedad, y no sólo hablo de orientación sexual, porque en este país del divino niño Jesús, si eres diferente no eres digno de ser colombiano.

CplBlQsWAAAAg8Z

Dónde estaba toda la gente que marchó el 10 de agosto del 2016, cuando los niños wayú mueren por desnutrición, dónde estaban cuando Garavito abusó y mató a nuestros niños, en mi caso, niños de mi generación, dónde estaban cuando centenares de niños eran y son esclavizados en el antiguo Bronx y hoy otra nueva zona, dónde estaban cuándo la educación básica primaria y secundaria empezó a ser tan pésima, o dónde están cuando centenares de niñas quedan embarazadas a temprana edad por falta de conocimientos, los cuales deben ser brindados en las instituciones educativas… dónde demonios están cuando el acceso a la educación superior es casi nula.

No sé si es carencia de memoria o abundancia de ignorancia, pero que se trabaje por el respeto y libertad al libre desarrollo de personalidad y sea satanizado cuando paralelamente asesinan a un hincha de Santa fé solo porque no piensa como la hinchada de Millonarios, eso es bárbaro, salvaje, incoherente e hipócrita.

Desde mi experiencia les puedo contar que: en casa me enseñaron a respetar y eso incluía la gente que tenía una orientación sexual diferente, que piensan diferente a mí, que son de partidos políticos diferentes, cristianos, evangélicos, metaleros, punkeros, etc, etc. También vi Caballeros del Zodiaco y Sailor Moon, que tenía escenas sutilmente homosexuales. El resultado fue que por decisión propia soy una heterosexual, que apoya enteramente el Proyecto del Ministerio de Educación, por el simple hecho de que todos somos seres humanos.

Antes de sentirse orgulloso de que una colombiana es la “dama de compañía de fin de semana” de Silvio Berlusconi, de unas lagartas engulléndose el presupuesto de Coldeportes, del sueldo de los congresistas, de las miles empresas extranjeras que roban los ríos ocasionando la muerte de niños en la Guajira… ¡Reflexionen! No hay nada más peligroso que la ignorancia, por tal razón los invito a leer la cartilla Ambientes Escolares Libres de Discriminación aquí, la cual “es un documento producido en el desarrollo del Convenio Marco entre el Ministerio de Educación Nacional (MEN), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef)”. Es decir que cualquier pato no hizo esta cartilla.

Nota Importante: Échele un ojito a la normatividad anexa.

En memoria de Sergio Urrego: Sentencia T 478/15

Ley 1620 de 2013

Ley 115 de 1994

Declaración Universal de Derecho Humanos

Por:

Diony Ico Brath

@DionyIco

DIONY2016