La inmortalidad al alcance de su mouse

La inmortalidad al alcance de su mouse

LA INMORTALIDAD AL ALCANCE DE SU MOUSE

La humanidad, curiosa y fantasiosa por excelencia, dada su incapacidad de estar satisfecha; ha sido víctima de la palabra “inmortalidad”, que ha dado cabida a tantas fantasías locas en nuestra cabeza y a otras cuantas ideas cuerdas en las de algunos científicos. Tal vez, por lo efímera que vemos la vida en otras muertes o por la fragilidad de nuestro cuerpo. Cuántas veces es tan soberbio y cuántas tan humilde.

Hoy hemos encontrado un destello de ella en lo más banal e insospechable: las redes sociales.

Ahora las empapamos con vida, pero quizá algún día lo estén de muerte y se conviertan en legado para que nuestra descendencia nos descifre.

De esta manera, nos podrá tener frente a frente; gracias a un cyber-mundo, tal vez ya entonces obsoleto; en el cual como pueblo fantasma, todos parecerán vivos, aún cuando el tiempo los haya asesinado.

Un viaje en el tiempo, lo que está de moda por estos días e incluso, ya lo estamos viviendo con nuestros propios muertos.

Hay espacios donde, cuando alguien muere, podemos encontrarlo vivo o pretender que lo está: se trata de sus perfiles en redes sociales, impregnados de los últimos destellos de vida que esta persona inocentemente publicó. Algo doloroso de ver.

¿Qué pasará cuando estemos todos muertos? ¿En qué se habrán convertido entonces Facebook, Instagram, Twitter y Snapchat? ¿En un cementerio?

Tal vez, hoy no somos conscientes de lo que tenemos al alcance de nuestras manos o mejor dicho, de nuestro mouse.

Seguimos perfeccionándonos y puliéndonos a diario en comunidades virtuales, sin sospechar que lo que hoy vemos como cotidiano, mañana puede ser la evidencia de que alguna vez existimos.

Cada detalle del que ahora somos conscientes, después podrá ser la forma de proyectarnos y de trascender en el enigmático futuro.

Esta es la ventana a la inmortalidad, que después lo será al pasado y en la que; tal vez, los habitantes del futuro encontrarán, como nosotros, entretenimiento e incluso explicaciones y respuestas que encajen en los vacíos que se hayan abierto en su tiempo.

 

Escrito por Lorena Arana   @AranitaArepita

Comments

comments