La Punzada

La Punzada

El triunfo es de nosotros, no de ustedes. Atte: los deportistas

Catherine Ibargüen

El deporte nacional se encuentra en un altísimo nivel que hace años creíamos era difícil de alcanzar. Nairo Quintana logró el segundo puesto en el Tour de Francia; la delegación colombiana quedó en quinto lugar en los Juegos Panamericanos celebrados en Toronto, Canadá, con 28 medallas de oro; Catherine Ibargüen se consolidó como la reina indiscutible del triple salto y Mariana pajón sigue cosechando triunfos alrededor del planeta. Muy bien por nuestros deportistas, cada día demuestran que su entrega, su disciplina y en especial sus ganas de salir adelante están dejando sus frutos. Sin embargo, es triste ver cómo los gobernantes de turno se suben al bus de la victoria ufanándose como gestores de dichas hazañas deportivas. Recientemente, en el marco del Campeonato Mundial de Atletismo de Menores, llevado a cabo en Cali, nuestra medallista olímpica Catherine Ibargüen arremetió contra los dirigentes deportivos catalogándolos como poco eficientes a la hora de apoyar a los atletas. Según la campeona los deportistas sólo deben estar concentrados en las competencias y no en temas de logística, implementos deportivos o uniformes. “Lo que me he ganado es en la pista y no en el escritorio” afirmó enfáticamente. El Estado debe velar por el bienestar de nuestros deportistas y apoyarlos en todo momento, no sólo cuando éstos ganan medallas. Esperemos a ver cómo nos va en Río 2016 y que esta vez los políticos y el gobierno no se hagan los “olímpicos” con lo que merecen nuestros atletas de alto rendimiento.

 

Desescalamiento verbal

alcalde Diamante corrupto

Mientras en La Habana se sigue negociando la paz, en Colombia se está llevando a cabo un proceso que quiere acabar de una vez por todas con varios paradigmas que tienen los ciudadanos con respecto a la guerra. El Gobierno Nacional ha realizado en los últimos días toda una pedagogía mediática para que los colombianos nos preparemos para una eventual firma del cese al conflicto. Desde su página www.mitosyverdades.co se despejan las dudas que tienen las personas con respecto al proceso de paz. Mientras tanto, El Presidente Santos ha pedido enfáticamente que tratemos de cambiar nuestro lenguaje, que a todas luces está contaminado por odio y el rencor producto de 50 años de violencia. El Primer Mandatario le pide a la población, y en especial a los medios de comunicación, que evite usar los términos “bandidos”, “criminales” o “delincuentes” cuando se refiera a las FARC, todo esto encaminado a bajar el tono del discurso y propiciar la paz. Ante esta propuesta del Presidente muchos líderes de opinión, entre los que se encuentran funcionarios públicos de alto nivel, periodistas y políticos de toda clase, se han pronunciado aduciendo que es una idea loca y descabellada no nombrar las cosas como son. El argumento de los que no quieren desescalar el lenguaje es simple: “¿Cómo le decimos entonces a una persona que comete un delito? ¿No es delincuente?” En El Clavo creemos que la verdadera paz se alcanzará algún día si dejamos de concentrarnos en el “bla,bla,bla” y nos ponemos a trabajar de verdad.

 

La feria de avales

SantosRecordamos con tristeza cómo de nuevo la corrupción no quiere soltar el poder. Estamos en plena época electoral y vemos cómo en la publicidad política pagada se siguen mostrando los mismos rostros con la mismas prácticas que nos tienen jodidos desde que somos una nación. La gran mayoría de partidos políticos han permitido que dentro de sus huestes hayan nidos para el clientelismo y las jugadas oscuras, bien sea haciéndose los de la vista gorda o decretando apoyo directo a personajes de dudosa reputación. No nos vamos a referir a nadie en particular, sólo queremos dejar claro que es hora de que hagamos una renovación definitiva. Usted, amigo lector, tiene el poder en sus manos, no permita que marraneen más el país.

Comments

comments