Las cloacas de internet

Las cloacas de internet

cloacas-de-internet

Leo una noticia en internet, incluida la sección de comentarios.  Uno de los participantes, que se hace llamar “396Pcdemocratico”, anota: “Mejor dicho, perro métase su acuerdo por el”.  Deslizo el mouse hacia abajo y no puedo leer lo que escribió una tal “mujerinteligente”, pues en vez de su aporte sale: “El comentario ha sido vetado por contener lenguaje ofensivo”.

“Es una noticia sobre política, un tema que despierta muchas pasiones y por eso las personas son tan viscerales en sus comentarios”, me atrevo a pensar.  Me dirijo entonces a la sección de Entretenimiento/música y libros, y leo algo relacionado con el sorpresivo premio nobel de literatura de este año.

En esta, los foristas se enfrascan en un dialogo poco amigable, que nada tiene que ver con el tema.  “Lquintero” afirma: “Uribistas, dejen el ardor en el Kulo.  La única nominación que le viene a su mesias…” a lo que “toro_MAC” le responde: “jejejeje siga creyendo en la virginidad de su mamá”.  Mientras tanto “fersuarezV2” trata de saldar el asunto: “ridículo es aceptar que un puñado de pendejos suecos decidan quién es el mejor del planeta”.

El usuario “Rail” solo atina a decir: “Quiénes son? Todo es posible. Los que conozco, guns and roses, imagino que seguirán tocando música. Este pueblo del sagrado corazón”. Queda claro que cuando no se despachan con palabras ofensivas, los comentarios carecen de sentido.

 

"Las secciones de comentarios se han convertido, desde hace mucho tiempo, en las cloacas de internet.  Están repletas de odio y agresividad, que solo somos capaces de expresar a través de nombres de usuario que hacen su papel de alter-egos"

 

 No cedo en mi tarea de querer encontrar comentarios constructivos.  Salto a la sección de deportes y miro una noticia sobre un partido de fútbol del torneo nacional, pero me encuentro con lo mismo, pura inconformidad, mal genio y amenazas.  “Mauro” dice: “Este viejo brincón desde la raya, creo que es lo peor para los jugadores, solo le falta hacer los saques de banda”.  Bueno, no está del todo mal, en medio de todo tiene algo de gracia. Sigo mirando, hasta que “Relámpago” nos regala esta joya: “sólo se debe quedar el crack Jhonatan Gómez, de resto qué mano de troncos tan grandobleh...”

 Las secciones de comentarios se han convertido, desde hace mucho tiempo, en las cloacas de internet.  Están repletas de odio y agresividad, que solo somos capaces de expresar a través de nombres de usuario que hacen su papel de alter-egos, porque ¿qué más fácil que mentarle la madre a medio mundo bajo otro nombre, otra identidad que nos permite fantasear con ser rudos?  

 Si en verdad fuéramos tan frenteros, deberíamos tener pantalones suficientes para firmar con nuestros nombres y no escondernos detrás de seudónimos.