Los locos sí sirven para algo

Los locos sí sirven para algo

locuraAndrés Botero Bernal
Filosofía y Letras
Universidad Pontificia Bolivariana
abb@usb-med.edu.co

¿Cuál ha sido la actitud de los estudiantes frente a la filosofía? La pregunta se responde por sí sola. La filosofía no sirve para nada, pues no produce riqueza material, no da status social, no construye personas famosas y no es moda. En este sentido la filosofía no sirve para nada y ésta ha sido la garantía de su supervivencia como un ejercicio de de elites desprovistas de las exigencias de una sociedad de consumo. La filosofía no sobreviviría si la publicidad y la moda se apoderaran de ella.

Pero, desde otra perspectiva, la filosofía si sirve para algo: responder a la pregunta ¿para qué es la filosofía?

Negar el valor a la reflexión humana privilegiando actitudes irracionales es una propuesta seria de mantenimiento de la barbarie que nos atormenta. La filosofía no es una salida de la realidad, antes bien, es la confirmación de una realidad que exige nuestra acción. El hombre ha construido a partir de su ejercicio de racionalidad, el cual está en intima relación con el pensar filosófico, entonces ¿por qué negar la filosofía?, ¿por qué denigrar de los filósofos?. Mi conclusión es la siguiente: los filósofos estorban a los poderes, pues una de sus principales labores es denunciar los ejercicios camuflados de dominio y negarse a ser parte de los juegos masificadotes sociales. La libertad, entonces, que tanto claman los filósofos, es una piedra en el camino de la masificación completa y de los ejercicios arbitrarios de poder. No es gratuito que los intelectuales sean los primeros caídos en las dictaduras, sean de izquierda o de derecha. No es gratuito que los jóvenes rechacen la filosofía y la cultura reproduzca odios infundados contra los intelectuales. No es gratuito que el hombre común considere a los filósofos, los pensadores y los artistas como personas «idas»de la realidad, individuos que «viven en las nubes», sujetos carentes de toda «viveza», humanos aburridores y aburridos.

La filosofía, ya para terminar, determina muchas, por no decir todas, las estructuras del conocimiento. Es difícil encontrar aspectos o temáticas que no hayan sido antes formuladas por los filósofos. El carácter fundante de la filosofía es uno de los elementos que debe motivarnos a darle el valor que merece. Además, la capacidad de sospecha y crítica los hace imprescindibles en toda sociedad.

Ahora, ¿qué piensas de la filosofía?

Comments

comments