MULTA A LA IGNORANCIA

Actualmente, podemos observar que cada vez son más los jóvenes que manejan carro y transitan por las calles, pero es inquietante preguntar qué tanto sabemos sobre leyes y normas de tránsito. ¿Somos realmente tan grandes y responsables como para ser buenos conductores? Pues la respuesta es no.

Digo lo anterior incluyéndome a mí misma, debido a que me demostré que soy uno más de los jóvenes que viven en la ignorancia respecto a las normas de tránsito. Ayer iba en el carro con mi novio cuando nos detuvo un retén de la policía, para sorpresa mía el seguro estaba vencido y lo más probable era que nos inmovilizaran el carro. Alegué de manera cínica con el policía porque según yo, no podían hacerlo, era injusto. Mientras tanto, muy maduramente llamé a un tío que trabaja en la policía para que me ayudara.

Aunque todo salió bien para la hija de papi y mami y no inmovilizaron el vehículo, muy dentro de mí sabía la injusticia que había cometido con el policía “Murillo”, el cual tuvo que tragarse la rabia y dejar ir a unos irresponsables al volante. Pues como es bien sabido por la gente culta y cívica, el artículo 42 exige a todos los conductores tener el seguro del carro.

Sin embargo, para los que aún no somos conscientes de la norma, está el artículo 131 en el cual se estipula que los conductores que no porten los seguros ordenados en la ley tendrán que pagar 30 salarios mínimos y además, el vehículo será inmovilizado.
Finalmente, más que jalarme las orejas a mí y a unos cuantos, lo que quiero dar a entender es que ahora, más que nunca, cuando los jóvenes obtenemos responsabilidades a más temprana edad, tenemos que estar más informados, se tienen ventajas grandes como el internet donde se puede encontrar mucha información acerca de las leyes y multas como: Las educativas para los que infrinjan el pico y placa, la de inmovilización por seguro y otras con salarios mínimos, donde simplemente se trata de multar la ignorancia con educación.

Comments

comments