Plan Colombia: La paz como justificación en la injerencia de EE.UU.

Plan Colombia: La paz como justificación en la injerencia de EE.UU.

plan colombia

Cuando el economista francés Alfred Sauvy habló del tercer mundo, lo hizo para designar a los países que no estaban alineados con ninguno de los bloques enfrentados en la guerra fría, principalmente Estados Unidos y la Unión Soviética. Sin embargo, no podrían mantenerse al margen por mucho tiempo; Latinoamérica se convirtió en un escenario estratégico para asegurar los intereses de cada uno de ellos y en ese sentido, los países del tercer mundo fueron permeados a través de apoyos militares y económicos con el fin de defender una causa. El Estado colombiano no fue la excepción y terminó por aceptar el apoyo irrestricto de los Estados Unidos y con ello su excesiva injerencia.

En este sentido, en el año 2000, el presidente Pastrana firmó el Plan Colombia y con él, abrió las puertas del país con el fin de promover el proceso de paz (que paradójicamente, es la razón para modificar el plan y continuarlo), reactivar la economía y fortalecer la democracia en Colombia. Entonces, no sobra recordar las razones por las cuales se inició el plan, y reflexionar por qué, si las razones del mismo cambiaron, 15 años después se desea continuar; así, se evidencia que los motivos no importan, Estados Unidos seguirá influyendo en las políticas internas.

En principio, el plan Colombia tuvo 5 componentes: mejorar el fortalecimiento del estado y el respeto por los derechos humanos, expandir las operaciones 3fb3360c2e3b68828eda1bc10068b285antinarcóticos, desarrollo económico y asistencia a la Policía Nacional. Pero la realidad fue otra, se inició una guerra frontal contra el narcotráfico y el Plan se convirtió en un financiamiento militar, de lo cual quedan dos elementos para la reflexión; Colombia, aunque recibía financiación por parte de los Estados Unidos, asumía la mayor parte del costo del plan, y por otra parte, con la excusa de apoyar el proceso de paz, Estados Unidos intervino en Colombia y definió las políticas de seguridad, no en vano el plan se extendió durante 15 años, con lealtad irrenunciable por parte de los gobiernos firmantes, aun cuando las políticas gubernamentales frente al conflicto cambiaron, el proceso de paz de Pastrana fracasó y el gobierno de Uribe se encargó de negar la existencia del conflicto armado y sentenció su acción al combate contra las amenazas terroristas. Sin embargo, El Plan Colombia no finalizó.

Ahora, el presidente Santos intenta modificar la política. El nuevo Plan Colombia estaría enfocado a propender por la generosidad de los Estados Unidos para ayudar, de nuevo, en la consolidación de la paz y asumir el posconflicto y estaría dirigida a tareas de desminado, atención social, lucha antinarcóticos, lo que demuestra que más allá de superfluas modificaciones, la intención es la misma.

De forma tal, que tanto la paz, como la lucha antinarcóticos, o el desarrollo económico son la razón perfecta para que el gobierno americano siga ejerciendo influencia en las decisiones del país, y manteniendo satisfecho al Estado Colombiano para que siga siendo su socio estratégico en la región y replique las políticas norteamericanas, cualquiera que sea su nombre ¿lucha antiterrorista? ¿Lucha antinarcóticos? La paz es la justificación de la intervención de los Estados Unidos en Colombia, desde Pastrana a Santos, y los que vendrán…

 

Autor: Juan Gabriel Rodríguez de la Rosa
Twitter: @Lgrdelarosa

luis gabriel

Comments

comments