¡Qué clavadera!

¡Qué clavadera!

IMG-20160319-WA0005

 

¿Quién responde por el deplorable estado de las piscinas Alberto Galindo de Cali?

 

Los colombianos solemos tener un trasero muy resistente: aguantamos cuanto clavo nos quieren meter sin vaselina y mucho menos “suavecito” (véase reforma tributaria, salud, pensión, educación… etc., etc.). Pero ahora los más clavados por estas fechas somos los deportistas que hacemos uso de las piscinas Alberto Galindo de Cali, las cuales parecen un criadero de tilapias y cachamas. Estamos que metemos unos cuantos corronchos para que mejore un tris y nos permita nadar, puede ser perfectamente, en compañía de los nadadores de aletas, como un entreno simulado en el Lago Calima.

Este inconveniente se viene presentando hace un año y el argumento es: la bomba que ayuda a mantener las piscinas en correcto funcionamiento nunca es la adecuada o está averiada; al final de tantos ires y venires,  sencillamente se daña una y otra vez. ¿Por qué? ¿Ignorancia? ¿Ineficiencia en los procesos de autorización? ¿Corrupción? No sé, no me atrevo a decir qué, pues me acusarían de injuria; sin embargo, es muy probable que sean todas las anteriores.

Este escenario alberga las siguientes actividades subacuáticas: rugby subacuático, natación con aletas, hockey subacuático, natación clásica, apnea, buceo y la piscinanatación del Club de Triatlón. ¿Quién responde por la inhabilidad de los deportistas para cumplir con su respectivo programa de entrenamiento y consecuentemente puedan participar en las  fechas establecidas para competir en departamentales, nacionales y una posible clasificación a una competencia mundial? ¡NADIE! Nadie se hace responsable, nadie gestiona para restablecer los escenarios que permitan seguir llenando a nuestro departamento y país de medallas.

En una ocasión, como usuaria de las piscinas, colaboré con un pequeño aporte con el fin del sostenimiento del cloro. ¿Esto no es responsabilidad de Coldeportes o de la Liga de Actividades Subacuáticas o de Indervalle o de la Secretaria del Deporte? Sí, pero es tanta la pasión por entrenar, que muchos nos unimos a la causa.

Además, si por un lado cojeamos, por otro morimos. Se dice, se comenta, se susurra y a veces se grita por los corredores, que la FEDERACIÓN COLOMBIANA DE TRIATLÓN es víctima de malos manejos —Es víctima, porque son sus directivos los responsables de la decadencia de una institución—. Adicionalmente pretenden eliminar la categoría élite, según ellos, “no producen dividendos a la institución”. También cabe anotar las grandes falencias que se vienen presentando en los diferentes eventos de FEDECOLTRI. Todo esto sólo trae consigo que perdamos el orgullo de destacarnos como la cuna de grandes deportistas.

Yo espero que se mejore lo de La Haya, que el dólar baje, que el Ministro Cárdenas solucione su moción de censura y que venda lo que tenga que vender para remachar el presupuesto nacional, que “ser pilo paga” sea para los chicos de bajos recursos y no para los hijos de los políticos, que ahorremos bastante energía y se solucionen los problemas de las hidroeléctricas, que la deuda externa se estabilice, que recuperen el Hospital Universitario del Valle para que los heridos de las ferias tengan donde ir… para cuando tengan tiempito, nos aclaren el color de las piscinas y todos seamos beneficiarios nuevamente de ese color canela que caracteriza a los deportistas vallecaucanos.

 

Autor: Diony Ico Brath
Twitter: @DionyIco
Diony Ico

Comments

comments