Una goleada que nunca será olvidada

Una goleada que nunca será olvidada

una goleada que nunca será olvidada

Un 5 de septiembre de 1993 Colombia le ganó por 5 a 0 a Argentina en el estadio “El monumental” de la ciudad de Buenos Aires. Es probable que este partido resulte uno de los logros futbolísticos más importantes que ha tenido la selección en los últimos años, pero también es cierto que nunca nos preguntamos sí después de 19 años, en la tierra de “los boludos” lo recuerdan.

Cuando se vive en Argentina se entiende que socialmente el fútbol está por encima de la religión, no hay ningún tema que involucre tanto  a la gente de este país como este deporte; ni siquiera la política o la economía generan tantas discusiones al día, y es que el club, la selección, Maradona y los domingos de partido, están por encima del día de la Madre o la Navidad.

El 5-0 es probable que haya sido una de las máximas demostraciones del fútbol nacional a nivel de selección, no sólo porque el partido clasificó al equipo dirigido por Maturana al Mundial de Estados Unidos 94, sino también porque se dejó en el repechaje a la Argentina, y se celebró con un estadio de pie aplaudiendo a los jugadores colombianos, incluyendo a Maradona quien estaba presente en la tribuna.

La misión no era fácil, por lo que comenzamos a preguntar en círculos de confianza a algunos amigos argentinos como Eugenio Casielles, hincha fanático de Boca Junior, cuya respuesta fue clara: “pero dale pelotudo, dejá de acordarte de historia y ganá un mundial”, por lo que evidenció que no sólo lo recuerda sino que todavía les duele.

José Dufich estaba en la cancha esa tarde de domingo, también argentino, hincha de River Plate y nos contó: “El estadio reventaba, las tribunas estaban llenísimas, la gente estaba convencida que se ganaba fácil. Cuando terminó el partido no lo podían creer, todavía me acuerdo y me caliento”.

Pero para terminar de comprobar nuestra teoría llamamos a uno de los periodistas deportivos más importantes de la Argentina: Enrique Macaya Márquez. Quien además de estar en la cancha esa tarde, ostenta el título de ser el periodista vivo que más mundiales ha cubierto; por lo que es una voz autorizada para relatarnos que en ese día la selección argentina perdió un invicto de 35 partidos, y que en castigo a los jugadores la gente comenzó a gritar Maradona, quien no había sido convocado para el encuentro.

“Nadie puede objetar el resultado, aunque en ese momento fue sorprendente. La selección Colombia tenía muchas virtudes, pero cometió un error grave después en el mundial; no sólo los jugadores sino todos los que rodearon a la selección. Y es que al igual que lo que le pasó Argentina cuando jugó contra Colombia le pasó a Colombia en el mundial, se creyeron mejores de lo que eran” agrega sobre ese partido Macaya Márquez.

Después de 19 años uno de los máximos triunfos de la selección Colombia es recordado como una de las peores humillaciones vividas por el equipo de fútbol de mayores de la Argentina; y es que aunque pase el tiempo nadie podrá olvidar los cinco goles de los astros colombianos.

Autor: Daniel Graffigna Esguerra

Comments

comments

Leave a Reply

*