Si la Universidad del Valle cierra, todos perdemos

Si la Universidad del Valle cierra, todos perdemos

valle_graff2Por: Gladys Virginia Rebellón V. Profesora Sector Formación Social

“La educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social: con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura. La educación formará al colombiano en el respeto a los derechos humanos, a la paz y a la democracia; y en la práctica del trabajo y la recreación, para el mejoramiento cultural, científico, tecnológico y para la protección del ambiente.. ”

Art.67 Constitución Política de Colombia.

En este instante en que los centros del saber se cierran por falta de presupuesto, los hospitales se declaran en quiebra, nuestros campos están abandonados o en guerra, nos preguntamos si hay cabida para la esperanza, sí el pacto que suscribimos los colombianos hace 7 años, ha sido burlado. El cierre de la Universidad del Valle debido a la crisis económica, no es, como torpemente exclamaba un colega hace poco, una oportunidad para las universidades privadas. No es el fin de su competencia más fuerte. Es el desmorone de un proyecto social que producirá estragos mas allá de la mitad del próximo siglo. En materia de educación no se puede hablar totalmente de competencia. El verdadero educador conoce que así tenga un saber y realice una práctica de la cual deriva su sustento, este no es una mercancía ni es algo que se entrega o mejor se intercambia con unos sí, con otros no. La educación no puede ni debe ser una práctica excluyente, ni fomentar la discriminación; ni el saber tiene que ser un poder para dominar y opacar a otros sino un bien para compartir. Así lo entendemos quienes hemos pasado noches en vela pensando qué podemos hacer los vallecaucanos para impedir el cierre de la Universidad del Valle; qué tenemos que hacer los docentes; qué puede plantear la Universidad privada frente a esto y cómo puede una Universidad Católica, Jesuítica aportar frente a esta crisis.

valle_graff3

“La reivindicación de la igualdad de oportunidades en materia de educación y de la libertad de
enseñanza son cosas que caen de lleno en nuestra lucha por la promoción de la justicia”. Sé que grupos de estudiantes de nuestra Universidad Javeriana han acompañado y apoyado algunas de las acciones reivindicativas de los estudiantes de Univalle. Y eso me hace sentir orgullosa de pertenecer a la Javeriana, allí vivo y entiendo la javerianidad, entiendo lo de “dar la mano al hermano”. Jóvenes como éstos devuelven la fé en nuestra labor, pero es insuficiente, tenemos que ser más, tenemos que ser muchos y muy fuerte para poder ser escuchados, no podemos dejar que la solidaridad inicial se duerma o enfríe al pasar los días y ver que nada pasa. Este llamado lo hago por varias razones, las tres mas poderosas tienen que ver con un compromiso moral. Primero, como egresada de la Universidad del Valle tengo un inmenso sentimiento de gratitud. En la pluralidad de su propuesta, el rigor académico, pero sobre todo en la vivencia diaria aprendí el respeto a la diferencia, me acerqué al dolor de los empobrecidos y asumí un pacto con la vida y el amor que no me ha fracturado la experiencia de una cotidianidad que las niega, ni la madurez, ni la guerra…

Segundo, como docente universitaria siento que nos quedamos sin un valioso interlocutor del que tenemos mucho que aprender y con el cual compartir nuestros saberes. De hecho con la Universidad del Valle hemos construido espacios como la cátedra por la paz, hemos soñado propuestas de proyección social universitaria y nos hemos apoyado en la realización de experiencias investi-gativas valiosas para la región.
Por último, como vallecaucana me sentía orgullosa de que Univalle fuese declarada en 1996 como la primera Universidad del país por el ICFES y como la más completa de las universidades de América Latina según discurso de posesión del actual rector. Espero que nosotros no nos sintamos al margen de esta realidad y aportemos solidariamente lo mejor que podamos.

Comments

comments