Ciudad vaga, el arte de contar

Ciudad vaga, el arte de contar

Un formato diferente

Un formato diferente

La revista Ciudad Vaga es uno de los medios de comunicación que apoya y fomenta el periodismo narrativo: algunos elementos de la literatura y el arte se unen para contar historias en un recorrido por la ciudad difusa.

En 1960 (en los Estados Unidos) gracias a escritores como Ernest Hemingway, Tom Wolf, y Truman Capote,  surge el llamado Nuevo periodismo: una nueva forma de contar, de narrar historias tomando elementos de la literatura y llevándolos al periodismo como la crónica y el reportaje. Por esa época también estallaba el Boom Latinoamericano de escritores y en Colombia García Márquez imponía su estilo como novelista y reportero del medio el Espectador. Después, fueron apareciendo nuevos nombres como Germán Castro Caicedo, Salcedo Ramos, el paisa Juan José Hoyos, Olga Albear y más recientemente Patricia Nieto: un sinfín de periodistas estructuraron su oficio en la base de la literatura y en el Realismo Mágico. Pues bien, todo ese legado y esa mezcla entre la literatura, las artes y el periodismo de investigación lo adoptó la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle, bajo el nombre de la Revista Ciudad Vaga. Hernán Toro (decano de la Facultad de Artes Integradas) y Kevin Alexis García dirigen una propuesta editorial que hace parte de lo que podría denominarse un laboratorio de escritura.

Este universo pluricultural es un medio alternativo que les permite a los estudiantes de comunicación adentrarse en los diferentes lugares de la ciudad: en sus calles, sus paisajes, sus barrios, sus cementerios, o los llamados sitios de tradición cultural. Como buenos buscadores de historias frecuentan lugares pocos convencionales para escrutar  y desglosar (por medio de la prosa narrativa), los diferentes matices de la existencia humana.

Aquí prima el reportaje, la no ficción, la exploración, el suspenso y la frivolidad de sus personajes. Se trata de personas (en su mayoría ocultas), que habitan las calles como cualquier otro transeúnte de nuestro diario vivir. Este medio de comunicación impreso tiene una particularidad y un sello invaluable: su fotografía a blanco y negro agudiza los sentidos y desenmascara lo pintoresco de la realidad. Para su última edición (la número 11), fueron invitados dos reporteros: uno nacional, Patricia Nieto; y el chileno Cristián Alarcón.

La revista además de contener un valioso contenido investigativo, también es el epicentro donde muchos de los estudiantes de la Facultad de Comunicación Social se forman como profesionales. En el 2012 cuatro estudiantes (Diana Marcela Torres, Lina Sánchez, Dahian González, Gladys Arboleda) y el director de la revista (Kevin Alexis García) conformaron el grupo de investigación al que le otorgaron el galardón del Premio Alfonso Bonilla Aragón, en responsabilidad social. El reportaje El Despertar de los Cíclopes abordó la problemática de la contaminación de las aguas en el  río cauca y a la mal formación genética de los niños a causa de este mal.

En lo corrido del año cuentan con 11 ediciones impresas, algo heroico para este medio formativo y sin ánimo de lucro, que busca que sus estudiantes se adentren en universos más reales y se abalancen a contar lo que otros medios silencian y otorgan.

Esta es, sin duda alguna, la cuna de los grandes reporteros y periodistas del país. Junto a la importante labor que ejerce  el periódico La Palabra (otro de los medios de la Universidad del Valle) son medios a la vanguardia y a la expectativa constante de  generar discurso a través de lo social. Ciudad Vaga es una revista, donde la manifestación y el arte de contar historias se convierte en el oficio diario del reportero.

Es un laberinto de sabores y de rostros ocultos, también es el imaginario de la ciudad que a diario transitamos, escuchando sus ecos y las voces de quienes la habitan. Aquí los jóvenes le hacen culto al reportaje, los artistas y cronistas. Se abalanzan en este mundo etéreo y real, experimentan por medio de la imagen y la narrativa nuevas formas de crear, de contar y de escudriñar el silencio que habita los cuerpos sin voz. Ciudad Vaga es una interesante y arriesgada forma de ejercer y de afrontar el periodismo de investigación.

Por José Alejandro Vargas

Comments

comments