Coloquio de perros en el TEC, Semanario 52

Coloquio de perros en el TEC, Semanario 52

PUBLITEATRO

Coloquio de perros

Tras su exitoso debut en la Universidad del Valle, el Coloquio de los perros sale del ambiente universitario y se despliega por la ciudad. Todos los caleños estarán ante una obra que no olvidarán.

En una corta temporada, el TEC recibe al Coloquio de los perros una adaptación de la novela ejemplar de Miguel de Cervantes, protagonizada por dos perros, Cipión y Berganza, a quienes se les regala por una noche el don del habla y deciden contar sus experiencias como testigos de la humanidad, adentrándonos con su sentido común en el mundo cervantino. El público caleño pudo apreciar esta singular historia en versión del Laboratorio Escénico Univalle los días 4, 5 y 6 de julio en el TEC (Teatro experimental de Cali).

El proyecto fue merecedor del programa Estímulos Para La Creación Artística, de la Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad del Valle. Escrita hace 400 años, en El coloquio de los perrosencontramos un curioso sujeto, donde los protagonistas son dos perros que dialogan entre sí. El testimonio de este inusual diálogo llega a nuestras manos gracias a un enfermo que, recluido en el hospital, escucha la conversación entre los canes. El coloquio se convierte en un descarnado y valioso retrato ético, religioso, social y artístico del Barroco español. Esta Novela ejemplar guarda un curioso vínculo con Sigmund Freud, quien consideró este diálogo como un modelo excepcional de la relación entre el terapeuta y el paciente; y utilizó el nombre de Cipión, uno de los perros, como su seudónimo juvenil.

En El coloquio de los perros nos enfrentamos a un material genuino, complejo, y debido a su extensión, imposible de adaptar. Por ello hemos tomado importantes decisiones: uno de los presupuestos de la puesta en escena es limitar el uso de la palabra; el coloquio entre Cipión y Berganza es alternado con la construcción de atmosfera y acciones, que permiten contar la vida del protagonista con sus diferentes amos. Estas imágenes son comentadas después por los perros, bajo un principio similar al promulgado por el compositor Richard Wagner, en el que lo expresado en la imagen no se cuente con palabras y viceversa. En cada uno de los episodios hemos tomado libertades interpretativas, modificando los relatos para poder adaptar las historias a un lenguaje visual y realizado por pocos actores en un sinnúmero de papeles, lo que convierte a la puesta en un versátil juego.

Cuenta con dramaturgia y dirección de Ma Zhenghong y Alejandro González Puche, escenografía y vestuario del maestro Pedro Ruiz y música de Paulo Gutiérrez. El Laboratorio Escénico Univalle, reconocido por montajes como El condenado por desconfiadoEl tío Ivam,Schlemiel, la Égloga de Plácida y VitorianoEl astrólogo fingido y Calima, es un grupo de creación e investigación perteneciente al departamento de Artes Escénicas, de la facultad de Artes Integradas de la Universidad del Valle, con una actividad internacional, nacional y departamental constante.

Fotografía: Juan Carlos Cuadros

Comments

comments