Interviniendo la cultura y el civismo, Semanario 49

Interviniendo la cultura y el civismo, Semanario 49

El grupo Youth Colombians Leaders trabaja para crear una nueva cultura ciudadana en la que los jóvenes sean los líderes del país

El grupo Youth Colombians Leaders trabaja para crear una nueva cultura ciudadana en la que los jóvenes sean los líderes del país

Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvárselo, porque el problema de los colombianos es que no tenemos una conciencia colectiva”: Jaime Garzón.

A través de los años se ha hablado mucho de cambiar la cultura en la que vivimos los colombianos, el sentir general del país es que no se hace lo suficiente en esta materia y que nunca va a existir un verdadero desarrollo como comunidad si esto continúa así. También se ha dicho que la unidad ciudadana no tiene respaldo y que cualquier esfuerzo que se realice siempre será en vano.

En la civilización moderna, pensante, crítica, se habla de conceptos básicos para el desarrollo de conductas sanas y positivas que refuercen el sentir como sociedad. Unas que alejen la falsa visión individualista y del yo y solo yo. Pero este territorio conceptual no apareció de las tinieblas para espantar los problemas que tenemos como colombianos, de ninguna manera representa un milagro, más bien representa el resultado de grupos aislados de personas que trabajan por un bienestar comunitario, un bienestar que creen que puede ser producido por la misma comunidad en vez de ser provisto por las instituciones gubernamentales.

Ante la creciente preocupación por la precaria situación cultural, tanto de Cali como del país, un grupo de jóvenes, aproximadamente cinco años atrás, hicieron posible el nacimiento de una iniciativa llamada Youth Colombian Leader, YCL. Se ha consolidado mediante el desarrollo de programas que promueven las intervenciones culturales y la creación de una estructura que se ha replicado a nivel nacional.

La iniciativa se origina en la ciudad de Cali. El fortalecimiento se vino dando a medida que diferentes organizaciones locales fueron confiando en su método de trabajo, donde diferencian emprendimiento, de emprendimiento social. Hoy existen diferentes grupos filiares en ciudades como Medellín, Barranquilla y Bogotá, entre otras, donde actualmente se llevan a cabo diferentes intervenciones y actividades culturales y cívicas en pro del desarrollo social. Ellos no están solos y cuentan con el apoyo de instituciones como ASOUSA (Asociación de exbecarios del gobierno de EE. UU.),  Organización Compañeros de las Américas y  YMCA (Young Men’s Christian Asociation).

Conscientes de las necesidades y dificultades que presentan las diferentes comunidades, YCL  se ha enfocado en trabajar de la mano con instituciones educativas  y no educativas que tengan contacto directo con la población juvenil, con el fin de lograr un impacto directo no solo en las acciones como comunidad, sino también en generar una constante formación de líderes que puedan brindarle bienestar a sus congéneres.

A través de su iniciativa Playlee (Playing and Learning English) actualmente enseñan inglés con una metodología divertida y que fomenta la interacción grupal, y también valores como el compañerismo, la solidaridad, la generosidad, en niños entre 4-12 años, de zonas vulnerables, en diferentes ciudades de Colombia. Gracias a este programa están concursando para poder financiarlo institucionalmente a nivel nacional, con apoyo del gobierno de los Estados Unidos.

Este grupo de jóvenes, que trabaja  día a día de manera ardua e incesante, es una muestra de que  existen personas dándolo todo por una verdadera cultura comunitaria y un bienestar social apropiado. En sus palabras, sin importar las dificultades estos proyectos sí son posibles en Colombia, pero para que estas iniciativas no mueran en el intento esperan el apoyo y la promoción necesaria, no sólo porque merezcan un reconocimiento a su labor, sino porque sobre todo el país se merece que camine por su misma senda: construyendo una mejor sociedad.

Jonathan Rodríguez Troyano

Comments

comments