Los héroes son machistas

Los héroes son machistas

Ilustración: Viviana Medeiros

En mis muchos años de ver televisión y los sagrados domingos de caricaturas, llegué a una conclusión absoluta: los superhéroes son machistas, no son los modelos a seguir que todo el mundo desearía que sean. Para mí son simplemente una prueba más del machismo que sigue existiendo en el mundo. Y es que tan sólo es necesario comparar cuántos héroes son hombres y cuántas son mujeres. Son muy pocas las mujeres en ese medio con la capacidad y los poderes que los hombres pudieran tener, y aún peor, las que sí son heroínas bien podrían ser modelos de Victoria´s Secret.

Los hombres se preguntan: ¿por qué  las mujeres de mi generación tenemos tantos complejos? Pues es sencillo: es porque crecimos queriendo parecernos a la Mujer Maravilla con su cinturita de mentiras y caderas de envidia. O porque no importa la edad que tengamos queremos poder entrar en el traje de Gatúbela.

En este mundo loco de obsesiones y cirugías son cada vez más las mujeres y niñas inconformes con el cómo lucen, con las curvas extras que pueden salir y lo pequeños que son los senos naturales. La presión es para que luzcamos bien, incluso en el mundo de los superhéroes. Comparemos los trajes: mientras que Superman, Batman e incluso Acuaman tienen trajes completos y versátiles, hechos para que vuelen o peleen mejor, a las mujeres nos dejaban con tacones, mini faldas y corsés para resaltar las tetas. Y lo que uno como niña piensa al ver eso es: si ellas pueden, pues también yo. Los siguientes años de nuestras vidas nos vivimos torturando con tacones altísimos que hacen ver nuestras piernas más largas y sexy. Horas interminables en el gimnasio para poder tener el abdomen plano y bonito, e incluso

para muchas mujeres, días de recuperación después de someterse a un bisturí porque las dietas y el gimnasio no hicieron todo el trabajo.

Uno no ve hombres sufriendo por adelgazar, ellos si no tienen los abdominales de Guepardo pueden relajarse: de todas formas hay superhéroes barrigones, si no miren al Sr. Increíble.

La regla debería ser general y mucho más equitativa. Igual número de superhéroes y superheroínas, trajes más reales y cómodos, pero sobre todo que no acomplejen, y por Dios santo: ¡dejen que manejemos un vehículo que no sea invisible!

Comments

comments