Algunas tontas mujeres

Algunas tontas mujeres

tontasmujerescabezote

Por Sebastián Paris
@Lenfert

Existen en el mundo mujeres muy tontas, hay que decirlo. Usted tiene que saberlo, y no hablo de las que dan respuestas impertinentes o absurdas en medios de comunicación o reinados de belleza. Hablo de mujeres con las que uno se topa todos los días. Esas mismas que incluso son golpeadas y maltratadas por hombres machistas. Las que siguen dando la otra mejilla como algunos cristianos profesan.

Pero sin ir muy lejos, es triste escuchar a las mujeres hablar de sus problemas emocionales debido a algunos hombres. Con los ojos tristes y la melancolía en su voz, te das cuenta que están con el hombre equivocado.

¿Y por qué sabe uno que está con el hombre equivocado?

Es simple, de estar con el hombre indicado sus ojos expresarían, —más que dolor y cansancio acumulado, más que una soledad inherente en su corazón — libertad, admiración y alegría. Sus ojos brillarían todo el tiempo.

Las mujeres que tienen atributos debido a su biología y naturaleza, y que por su instinto de maternidad, su sensibilidad es más evolucionada —científicamente comprobado—, son constantemente traicionadas por sus emociones. Se aferran a ideas e imaginarios que construyeron desde su infancia sobre las parejas, gracias a sus padres, al machismo cultural, a los libros como 50 sobras de grey o alguna mierda de revista que les hizo pensar en darle más valor al otro que así mismas. Créanme, esas cosas influyen en su mente.

No obstante, están constantemente asechadas por el miedo a la soledad, desmeritando su propio valor y la probabilidad de volver a sentir esa emoción que se evaporó con el tiempo por un hombre que no valora su propia individualidad. Aquel que la deja en segundo plano por pensar primero en él, en sus amigos, y en sus necesidades.

Es absurdo ver cómo algunas mujeres eligen el sufrimiento o se aferran a la esperanzan del cambio, esperando que su relación funcione de algún modo. Justifican su dolor en sí mismas con el amor que obtuvieron antes y que se extinguió en el momento que le permitieron al otro ser un cretino.

Entonces me preguntó, ¿se sienten tranquilas? No, no puede sentirse tranquilas por haber elegido un hombre al que temen hacer enojar, o incomodar. Renuncian a su propio confort por evitar malos entendidos.

¿Obtiene lujos? No, aunque algunas perseveran por esa seguridad económica. Otras, aún sin recibir si quiera una invitación a cine, continúan a la espera que la caballerosidad surja en algún momento a pesar de los años.

¿Se sienten amadas? No. El hombre le ha hecho creer a este tipo de mujeres, que el sexo es una obligación que deben cumplir y no una expresión más de sensibilidad entre ambos. Peor aún, el tiempo compartido es un sacrificio y no un apreciado momento para ambos.

Mujer esa no es vida… No sea tan bruta. Eso no es amor, es una dependencia absurda, justificada por su poca inteligencia.

Lo peor de todo, es que siendo conscientes de ello no encuentran una salida, cuando es simple. Nadie más que tus padres son indispensables para vivir —y eso que aprendes incluso a estar sin ellos—. Sin embargo, sabiendo que en cualquier esquina de tu vida puedes encontrar personas que te hacen agitar el corazón, sigues allí. Esperando. Pero la realidad es que muchas veces, el hombre lo único que hace es hablarle mierda a esas tontas mujeres que le creen todo lo que dice.

 

Comments

comments