Año nuevo, ¿vida nueva?

Año nuevo, ¿vida nueva?

añonuevo

Por Juan Manuel Rodríguez B.
@Vieleicht

¿Hasta qué fecha se considera aceptable desear año nuevo? Imagino aquellos que no han visto a alguien durante un largo periodo, sacando a relucir ese cliché como juego de palabras introductorio en cualquier conversación.

Recuerdo que hace varios años cuando yo no entendía muy bien el concepto, (es decir, cuando las personas le decían a otras “Feliz año”),  me preguntaba, ¿qué es lo que desean? ¿Se refieren al año que acaba de pasar o al que viene?

Sabemos que son un par de palabras que nunca pasaran de moda, el punto es que, aparte de todo el significado que pueden contener, el pronunciarlas o escucharlas, no influyen en los acontecimientos de nuestras vidas, pues estos dependen exclusivamente de cada uno.

El año en curso no va a ser más feliz sólo porque en algún momento nos lo desearon o lo deseamos de corazón.  Está claro que si no ejecutamos nuestras ideas o planes, si no ponemos en marcha eso que tanto queremos, en últimas si no le apostamos al cambio, no vamos a poder serlo.

El año será feliz y nuevo para cada uno de nosotros, en la medida que logremos cambiar algo que no nos haya convencido del todo en el pasado: apostarle a un proyecto que tenemos en remojo, decirle a esa persona que no podemos dejar de pensar en ella, dejar un trabajo que por alguna razón ya no nos convence, evitar que  el ego domine nuestras conductas, dejar la envidia, etc. No veo como el año puede ser nuevo si nos vamos a comportar de la misma manera que lo hicimos en el año “viejo”. Estoy seguro que una vez que modifiquemos nuestro caminao’ seremos felices.

Espero entonces, estimado lector, que ese “Feliz año” que usted deseó o que le desearon mientras se atragantó de uvas, tomó champaña como si no fuera a haber un mañana, o realizaba cualquier otro ritual, lleve algo más que un deseo de felicidad. De mí parte quiero que su año esté repleto de cambios, de lo contrario, no será nuevo sino idéntico al que pasó.

Comments

comments