¿Qué pasó con el Rock en español en Cali?

¿Qué pasó con el Rock en español en Cali?

Para mí como para muchos es beneficioso que las costumbres tan arraigadas de la Sultana del Valle dejaran de serlo; la salsa le ha dado espacio a nuevas costumbres y nuevas cosmovisiones musicales. Es realmente satisfactorio decir que Cali es una ciudad que le ha dado plaza a nuevos géneros musicales como lo es el “Encuentro de creadores de Jazz, fusión y experimental”.

Por otra parte, emergieron nuevos establecimientos nocturnos como El Faro, Ruta 66, Arkham, etc. Establecimientos que traen nuevas propuestas que se desprenden de diferentes géneros musicales como el rock and roll, soul, heavy metal, indie rock, new age, etc., y sin dejar de mencionar el apoyo que le dan a jóvenes bandas a través del espacio que estos bares brindan.

No obstante, se olvidaron del Rock en español; es de plena exigencia que el repertorio de las bandas sea completamente en inglés, como es el caso de Ruta 66. Entonces, qué pasó con Soda Stereo, Enanitos Verdes, Gustavo Cerati, Molotov, Bersuit Vergarabat, Café Tacuba, Fito Páez, Andrés Calamaro, Artercipelados, Cuarteto de Nos, los Fabulosos Cadillacs… ¿Será que para los bares caleños el rock en español no es tan importante? o en el caso más crítico ¿creen que no hay espectadores?

En mi caso, a veces no recuerdo la traducción de todas las canciones o simplemente no las he escuchado con juicio; por ejemplo, los nuevos trabajos de King of Leon; entonces sólo me queda escuchar con atención al cantante, pero me encuentro con un inglés re-chichombiano, mejor dicho quedo gringa. No quiero decir que debemos sólo escuchar bandas en español o que dejemos de ir a X o Y bar; sólo quiero recordar que es de grata experiencia acompañar en el coro sin tanto esfuerzo, sin tararear, sin mirar los labios del otro para no equivocarme y no pasar una vergüenza.

No me nieguen que no hay nada mejor que cantar a pulmón coros como este: “En la selva se escuchan tiros / Son las armas de los pobres / Son los gritos del latino…Ellos tienen el poder y lo van a perder… En la selva se escuchan tiros / Son las armas de los pobres / Son los gritos del latino…”

Invito a revisar cifras. Colombia es un país de habla hispana, donde 1’672.000 habitantes son analfabetas, y según el último informe del Banco de la República titulado “El bilingüismo en los bachilleres colombianos” sólo 3.819 bachilleres son bilingües. Sin embargo, los bares caleños parecen no tener en cuenta estas cifras y peor aun que sólo 537 bachilleres de la región Andina Occidental, de la cual hace parte el Valle, son bilingües. La intención es recordar que en nuestra ciudad se habla en español, que el rock en español aunque nació en países anglosajones (La bamba, Ritchie Valens) se fortaleció y es hoy lo que es.

No está de más que los establecimientos incluyan como requisito a las bandas cantar en español fortaleciendo la identidad musical que se ha construido y así, usted y yo acompañaremos más coros de lo normal. Tampoco es loco decir que hasta los clientes aumenten con propuestas más diversas que incluyan el Rock en español… ¡diversificación! Así, así como los portafolios de los bancos.

Comments

comments