Amor y amistad…¡¡otra vez!!

Amor y amistad…¡¡otra vez!!

Por, Vanessa Cerón

Sí, es cierto que ya en pocas horas llega de nuevo el anhelado, romántico, pero también fastidioso y complicado día del “amor y la amistad” y otra vez la misma pensadera de ¿qué hacer ese día?, ¿qué regalo debemos dar?, ¿a dónde ir con nuestra pareja? O ¿cómo dividir el día entre nuestra familia, amigos y por supuesto nuestro amor?, ¡Qué complique!

Pero eso sí, todo lo anterior lo pensamos si tenemos con quién celebrar el día y si lo tenemos ahí se vienen los problemas; comencemos por pensar que debemos tener algo de dinero aunque  sea para algo no muy grande, pero no siempre sabemos qué regalo dar, el mismo del año pasado ¡definitivamente no!

Y mientras pensamos y pensamos la mente se nos llena de una cantidad de detalles pero seamos sinceros, la mayoría nos resultan casi inalcanzables y volvemos a lo mismo de siempre. Pero sea algo pequeño o grande tenemos que dar, porque eso sí día de amor y amistad sin regalo, no se vale. Además de eso el tradicional “amigo secreto” es infaltable, lo juegas en el colegio, la universidad, el trabajo, la familia, los vecinos y con todas las personas que conozcas, no acabas teniendo uno solo sino muchos amigos secretos, y aunque este día es generalmente dedicado a la pareja tenemos que acordarnos que en todos los lugares lo celebran. De ahí el problema de cómo dividirnos.

Increíblemente la mayoría de veces hemos sacado tiempo para estar “aquí” y “allá”; pero no todo puede resultarnos complicado ese día si pensamos en lo bien que se siente tener esa persona especial a tu lado, mejor descompliquémonos y pensemos que en muchas ocasiones los mas pequeños detalles son los que mas impresionan.

Pero este día es complicado incluso cuando estamos sin nuestro(a) compañero(a) sentimental porque sino tenemos a alguien a nuestro lado se nos da durísimo ver a todas esas parejitas con los famosos globos de corazón, con mil y un regalos, en cenas románticas; además es inevitable oír todos los boleros y canciones románticas que escuchan tus vecinos e incluso se nos da duro ver la cantidad de gente que ingresa a los amoblados apartahoteles, moteles o cualquier lugar de este tipo.

Ahh y se me olvidaba, cómo pasar por alto el concierto de amor y amistad de cada año, al cual nos gustaría ir pero solos no vamos, no cuentes con tus amigos ese día porque posiblemente estén con sus parejas de parche motel. Y llevar a la mamá no aguanta, entonces nos quedamos en casita a ver la programación romántica que los canales nos preparan “¡Qué belleza!”, en ese momento es que nos damos cuenta que pertenecemos a los renombradísimos “For Ever Alone” y en ese mismo momento debemos admitir que nos gustaría estar con alguien, porque estar solos y libres es delicioso, pero estar acompañados también  lo es.

Al final, solo uno mismo sabe qué tal pasó “amor y amistad”, si nos enamoramos más o si nos pegó durísimo estar “For Ever Alone”; si quisiéramos que ese día no se acabara o si queremos que pase volando. Igual a todos, ¡feliz día de amor y amistad!

Comments

comments