La sucursal de los marginados

La sucursal de los marginados

biblio

 

 

Cali es una ciudad que está llevada del carajo, sí: en realidad está llevada del carajo. Los ciudadanos están disgustados con el servicio de transporte público, la falta de movilidad, los desaciertos de la alcaldía, los huecos en las carreteras, la falta de seguridad, los atracos en los semáforos, e incluso la falta de pepinillos en Subway a la hora del almuerzo. Y parece uno de esos pueblos fantasmas en las películas donde ocurre de todo, pero nadie se entera de lo que sucede. Una ciudad sin alcalde y sin presidente.

Yo la llamo la sucursal de los marginados.

Sin embargo, en la sucursal de los marginados la gente es amable, siempre y cuando no esté en el sistema de transporte o haya sido rastrillado en el autobús. Además tiene un gran índice de cultura, arte, entretenimiento, agua panela, mazamorra, aguardiente y música… O bueno, debo decir, lo tenía. Ahora se le suma al olvido, la desfachatez, la ingenuidad y la falta de atención, el cierre de uno de los grandes impulsores de la cultura y la educación: La biblioteca departamental, esa que usted no visitó nunca y que veía a lo lejos mientras pasaba. Grande, inmensa, con un planeta afuera de ella decorándola. Muchos ni siquiera sabían por qué carajos había un planeta allí.

Ella, y le digo ella porque para mí, es una dama de buen vestir, y gran consciencia, era un incentivo de muchas personas a aprender, a conocer, a explorar, y a crear. Hoy, esa Biblioteca está cerrada por falta de recursos. Recursos que al ser pública provienen en su mayoría del gobierno.

¿Por qué no era auto sostenible?, porque como entidad pública para la ciudad, todo lo que ella creaba, era gratuito, para que usted, o yo, pudiéramos aprovechar todos sus recursos. Recursos que usted y yo no aprovechábamos y que hoy serán el centro de la crítica en redes sociales e instagram. Porque aunque no la conozcamos y no hayamos estado allí dentro nos duele, porque hace parte de nosotros, de esta sucursal de marginados. Supongo entonces, que ahora todos se tomarán una ‘selfie’ con las puertas cerradas de la Bella Dama.

Pero yo entiendo, entiendo que al gobierno no le interese la cultura y la educación, porque nos prefiere brutos y con dinero que podamos gastar. No les interesa nada que sea gratis y corra por cuenta de ellos, eso pa’ qué, igual la gente no le importa más que el mundial. No le importa más que el hecho de que el ‘América de Cali’ siga en la ‘B’, no hay nada más importante que eso. Por eso la sucursal de los marginados está llevada del carajo. Porque al final de cuentas, una biblioteca más, una biblioteca menos, es la misma mierda.

Yo de tanto, estaré de luto, llorando la perdida de nuestra Bella Dama, que como una mujer traicionada, cierra sus piernas a cualquiera de nosotros que deseamos penetrarla. Que deseamos entrar al mundo del conocimiento, la cultura y el arte.

Comments

comments