Libertades Oprimidas

Libertades Oprimidas

El periodismo es una profesión que lucha por la divulgación de la verdad, de la información sin distorsiones, tapujos y amaños. Es lo más cercano a una labor detectivesca que de verdad puede cambiar el mundo y mejorarlo, luchando imparablemente contra viento y marea, buscando liberar a los oprimidos por las informaciones parcializadas del sistema dominante, de las grandes corporaciones y de los mandamases políticos del momento.

Quizás no seamos conscientes de eso, pero el ser periodista es una de las profesiones de mayor riesgo en el mundo por donde se le mire. Enfrentarse a las fuerzas del crimen en Méjico, a los desmanes políticos en Medio Oriente, a las arbitrariedades gubernamentales en Venezuela y Ecuador, por no mencionar los mártires de la prensa en Colombia, es una tarea que nunca se detiene, que expone al periodista abiertamente a todo tipo de agresiones, amenazas de las fuerzas del caos, coerciones de las fuerzas del orden, vejaciones, violaciones, asesinatos y exilios forzados.

Pese al “perdón” emitido por el presidente de Ecuador Rafael Correa al diario El Universo después de su amenaza de demanda y cierre, queda en el aire la sensación de que cualquier personaje con poder, dinero o influencias puede entrar a modificar, amedrentar o censurar la labor periodística en cualquier parte del mundo, acabando con el ideal romántico de perseguir la verdad, de exponer la noticia, aféctele a quien le afecte, eliminando información inconveniente para el poder imperante en el momento.

Las amenazas recibidas por Bladimir Sánchez, realizador audiovisual colombiano que denunció los abusos de la autoridad en los desalojos de las obras de la hidroeléctrica El Quimbo en el Huila, son una clara muestra de lo que ocurre cuando un periodista habla más de la cuenta y revela la verdad que incomoda los intereses de los poderosos.

Sánchez ha expresado muchas veces que no puede salir del país, pues no cuenta con los medios para hacerlo, y aunque solicitó ayuda al gobierno para garantizar su seguridad no ha obtenido respuesta alguna, temiendo por su vida. Sin embargo, pese a conocer previamente el gran riesgo de divulgar su trabajo en Colombia, no dudó un minuto en hacerlo público.

Eso demuestra que la lucha constante por la libertad de expresión es una batalla de todos los días, dada por el buen periodismo a pesar de las trabas, sabotajes y amenazas impuestas por el sistema dominante, legal o ilegal, que impulsa a los periodistas en sus pesquisas informativas por complicadas que sean, pues saben que la lucha por la libertad de prensa nunca se detiene, y que ellos a pesar de todo, tampoco deben hacerlo.

-El Quimbo es un proyecto hidroeléctrico de EMGESA, filial de la multinacional española ENDESA, quienes construirán una hidroeléctrica en el río Magdalena en el Huila. El 1 de diciembre de 2014 iniciará operaciones.

-El vídeo que circula en internet señalando el desalojo llevado a cabo en febrero de 2012 ha tenido más de 700.000 visitas y se ha traducido a más de 5 idiomas.

-Sánchez hizo una investigación de 4 años para la realización de su documental relacionado con la hidroeléctrica El Quimbo, registrando procesos, asambleas y reuniones de la comunidad.

-“Tendré que quedarme en mi propia casa, ya que si no tengo plata para irme a Bogotá, mucho menos para irme al exterior.”

Comments

comments