El Costo de Oportunidad del voto

El Costo de Oportunidad del voto

Diony-Ico-Brath_bn-150x150

Diony Ico Brath

El término fue acuñado por  Friedrich von Wieser, en la Teoría de la Economía Social (1914) y significa el costo que se incurre en tomar una decisión y no otra. En otras palabras, claro está, en lenguaje coloquial, significa que usted sale de su zona de “confort” para logra una acción, meta, ganancias, mejora en estilo de vida, o, en términos empresariales; utilidad, crecimiento, economías a escala, internacionalización, etc. A pesar, de que este término pueda solo limitarse a explicaciones económicas, organizacionales (El arte de tomar decisiones), administrativas… su alcance permea nuestras “sencillas” vidas y no filtra profesión, edad, genero, nacionalidad, raza, dogmas, ideologías políticas, etc. 

Todos hemos tomado decisiones que generan perder un beneficio para lograr otro, el ejemplo más claro es la madre que decide trabajar y deja de ver sus hijos por tal sustento. En mi caso, como el de muchos, sin importar profesión, priorizo mi carrera profesional y abandono el deporte competitivo, no importó que fuera mi pasión absoluta. Así como estás decisiones y otras muchísimas más, se estructuran por el argumento de PRIORIDAD.

La PRIORIDAD para el colombiano está mal definida, solemos ver situaciones importantes cuando no las son. El mundial Brasil 2014 es la prioridad para el 99.9% de los colombianos en las siguientes elecciones para Cámara, Senado y Presidencia. Después de 16 años Colombia participará en una competencia futbolística (No soy pesimista, solo realista), que sin ser especialista, no llegará a cuartos de final. Los beneficios que obtendremos será que el chovinismo se exponga en su mayor capacidad, todos seremos hermanos y finalmente será difícil quitarle el calificativo a Colombia del país estúpidamente más feliz del mundo.

No es mi objetivo, en ningún momento de que nos abstengamos, me incluyo, de no disfrutar de los avances noticiosos del mundial de futbol y menos del campeonato; sólo pretendo lograr que el costo de oportunidad de no estudiar la propuesta de cada candidato y consecuentemente no salir  a las urnas a no ejercer nuestro derecho y deber del voto, sean evaluados. Santiago Medina Serna en su libro La verdad sobre las mentiras, en aquellos tiempos del Proceso 8000, habla sobre: “Las posibilidades nulas de que Colombia tenga el presidente que necesita”; las posibilidades nulas a las que él se refiere son: “andamiaje electoral (…) de cómo las pasiones más encendidas encuentra en la política un caldo de cultivo para que se desborden amores, odios y rencores, en un desfile sin fin de ambiciones y vanidades políticas y materiales”. Sin embargo, yo adiciono el chovinismo que aplican los colombianos en la situación que no se debe aplicar.

Una noticia, especial o partido de futbol del mundial (en caso de segunda vuelta para elecciones presidenciales), puede ser visto en otro horario, las innovaciones tecnológicas de hoy lo permiten; en cambio, el horario de votación no es flexible. En otras palabras, votar en blanco, por candidatos de preferencia, o simplemente anular el voto, nos ayuda a decidir por el futuro de nuestro país, les aseguro que damos en EL CLAVO.

“NO SE NECESITA SER PRESIDENTE PARA CAMBIAR EL PAIS. SÓLO ESPERO QUE COLOMBIA SEA CONSCIENTE DE CAMBIAR ANTES DE QUE SEA TARDE”

                                    Luis Carlos Galán

 Por: Diony Ico Brath

Comments

comments