Hablemos “De sueños y olvido”. Reseña del libro de Luis Gabriel Rodríguez.

Hablemos “De sueños y olvido”. Reseña del libro de Luis Gabriel Rodríguez.

de sueños y olvido

 

 

“¡Por la dignidad! ¡Por la vida nuestra!”
Manuel Solano protagonista de la novela.

 

“De sueños y olvido” es una obra literaria del joven escritor y abogado Luis Gabriel Rodríguez De la Rosa, quien apelando al subgénero de la novela histórica detalla algunos de los acontecimientos bélicos y trágicos que han marcado la historia de este ensangrentado país llamado Colombia. Sucesos como el robo de la espada de Bolívar y el saqueo de más de cinco mil armas del Cantón norte a manos de la guerrilla del M-19, la toma y  retoma del palacio de justicia, el genocidio de la Unión Patriótica, los magnicidios de líderes como Jaime Pardo Leal, Rodrigo Lara Bonilla, Luis Carlos Galán, Carlos Pizarro, Álvaro Gómez Hurtado, Jaime Garzón, entre otros personajes de la memoria nacional, son narrados a partir de la vida del personaje imaginario Manuel Solano, un campesino de origen humilde que se une a las filas del Ejército Nacional en la capital de la República con la intención de superar la calidad de su vida y la de su familia, además de servir a la patria; pero cuando descubre la corrupción que albergaba dicha institución, emprende un proyecto revolucionario desde sus propias filas… El autor, a través de las anécdotas vivenciales de este personaje, recrea toda una identidad literaria y social frente conceptos muy marcados en la obra y los cuales encarna Manuel Solano en su interrelación con los diferentes personajes, a saber: la familia, el amor, la poesía, la mundanidad, la esperanza y la muerte.

Otros personajes como Margarita, don Arturo, Antonio, Mary, Angelita, José, Afranio, el mayor Villamizar y muchos otros más, nos sumergen en un mar de cuadros literarios donde ninguno es vano y todos cincelan con decoro la forma de este atractivo texto, que se lanza en un momento donde nuestra historia patria reclama la construcción de una memoria histórica que conduzca al perdón, sin olvido. Es decir, la fórmula opuesta a la plasmada en las páginas de nuestra historia, donde abunda el pavoroso y turbador olvido. Ya hemos olvidado demasiado, es el mensaje que en 195 páginas nos lega Rodríguez De la Rosa.

Es una novela apta para todo público: niños, jóvenes, adultos, dirigentes estudiantiles y sindicales, liberales, godos, personas de izquierda, en general, basta con ser humano y estar dotado de la capacidad de sentir, pues Manuel Solano representa a aquellos que por perseguir sueños de utopía hemos recibido por respuesta amenazas de muerte, improperios e intranquilidad. Manuel Solano simboliza ese gran número de pobladores a los que los violentos vetaron del amor de su familia, de su derecho a ser hijos, hermanos, esposos y padres, todo por disentir. Manuel Solano es cada colombiano, indistintamente si la guerra tocó a su puerta o no, ya que si algo nos recordó este colombiano de tinta y papel, fue precisamente nuestra culpa en este miserable olvido colectivo.

 

Escrito por William Felipe Hurtado Quintero   @WFHurtado

Comments

comments