El equivocado socialismo de Maduro y la falaz estrategia neoliberal de los media

El equivocado socialismo de Maduro y la falaz estrategia neoliberal de los media

VENEZUELA

Habrá que ser muy sectario para defender el socialismo retrógrado del régimen venezolano. Las muertes, la represión a las manifestaciones sociales, la restricción al cubrimiento parcial o imparcial de los medios de comunicación resulta inadmisible. La inflación parece una hipérbole, el año pasado ascendió al 56 %; hay desabastecimiento de los bienes básicos, se intercambia petróleo por alimentos, hay una devaluación descomunal del Bolívar.

Recordar es vivir. Marx y Engels en su famoso Manifiesto del partido comunista hablaban de liberar al proletariado del yugo capitalista. Cito textualmente: “El objetivo inmediato de los comunistas es el mismo que el de todos los demás partidos proletarios: constitución de los proletarios en clase, derrocamiento de la dominación burguesa, conquista del poder político por el proletariado”.

En efecto, el proletariado dirige, supone Maduro, el índice de Gini es el más bajo de Latinoamérica, agrega, la pobreza se ha reducido significativamente, la educación, la salud; la culpa, pues, obedece a la animadversión de las potencias, pero ¿y las protestas? No son gratis las protestas.

jair_villano

Jaír Villano

La nación está polarizada entre una derecha neoliberal, ubíquese ahí a Leopoldo López y Henrique Capriles, que ve un ejemplo en el avance en términos económicos de Colombia, y una izquierda radical cuya convicción es que quien no la apoya es su enemigo, que detrás de toda protesta hay una mafia fascista.Muy similar, valga la disquisición y aunque parezca oxímoron dada las ideologías, a la esquizofrenia uribista y santista: “detrás de toda marcha campesina están infiltradas las Farc”, “detrás de todo sindicato hay intereses marxistas”; es que las marchas que Maduro quiso ocultar –qué curioso: “el tal paro no existe”–y además deslegitimar,  son casi lo mismo a lo que hizo Uribe con las manifestaciones por las violaciones masivas de los derechos humanos y  Santos con el paro nacional.

Y sin embargo la sociedad colombiana contempla con estupor la estigmatización de las marchas estudiantiles y más aún: que en Venezuela no haya papel higiénico, pero ¿y los niños que mueren por tomar agua contaminada en Chocó y La Guajira? ¿El más del 50 % de pobreza en la población rural? ¿El hacinamiento en las cárceles, el bajo rendimiento de los estudiantes en las pruebas PISA, los altos índices de desplazamiento intraurbano en ciertas ciudades? ¿La mal llamada mermelada y la desidia ciudadana? ¿Acaso eso no vale?

¡Ah no!: la crisis está en Venezuela.

Se aprovechan los medios de la polarización, no sólo para ocultar los desmanes del neoliberalismo que sus directivas adoptan, sino para erigirse como defensores de verdades; no obstante, se quejan con justificada razón cuando sostienen que no hay garantías; no hay papel periódico ni tinta para imprimir, no hay lugar a la crítica, no hay libertad de expresión:no hay democracia.

El más reciente escándalo le corresponde a Claudia Gurisatti y su telediario: NTN 24. Un conglomerado económico informativo que exige la imparcialidad y veracidad que no fomenta. CNN, aliado de nuestro “ecuánime” Caracol Noticias, arguye lo mismo: que los periodistas son acosados; que no hay libertad de expresión; ¡que  una ex reina de belleza ora presentadora de la cadena ha sido ultrajada en un aeropuerto venezolano!Bochornoso, sí,  pero huelga recordar que las peripecias por las que pasó Janoit son las mismas a las que los ciudadanos de tercer mundo nos vemos obligados a pasar cuando visitamos otras latitudes.

El derecho a la libertad de expresión y a la información verídica, aunque esto suene a utopía, debe ser garantizado en la democracia. El derecho a la oposición, también. Hace poco le escuché decir a Carlos Gaviria que es peligroso cuando todos en política están de acuerdo. Pero Maduro no entiende eso, aunque una vez en el poder es difícil que un gobernante lo comprenda, de ahí el apoyo masivo a las protestas y sobre todo a los periodistas al margen de qué tan riguroso sea su trabajo.

Es necesario buscar el diálogo, por dificultoso que sea. Es necesaria la cobertura a los medios, por mentirosos que sean. Es importante buscar una salida a la dificultosa situación que atraviesa Venezuela.

@VillanoJair

http://eldisidente22.wordpress.com/

Comments

comments