Hombre con Hombre y Mujer Con Mujer

Hombre con Hombre y Mujer Con Mujer

A escasas horas de que se reciba el fallo de la Corte Constitucional acerca de si en Colombia se aprueba o no el matrimonio entre parejas del mismo sexo, la polémica está en furor, tanto para quienes aceptan y quieren que Colombia sea un país más incluyente, como para quienes  están a favor de un rotundo No.

Y es que estamos en la segunda década del Siglo XXI, el siglo de la información y las tecnologías, donde se supondría que gracias a la globalización, y a todos los demás procesos que esta conlleva, existiría una mentalidad más abierta y sin tapujos respecto a estos temas, que hoy por hoy no solo representan un deseo de muchas parejas homosexuales sino que es algo que va más allá de un capricho como lo aseveran los más conservadores; estamos hablando de un derecho al que todos los ciudadanos, sin importar su sexo, religión o color de piel, debemos tener acceso sin ninguna limitación.

Es que decirles a dos hombres o dos mujeres que no se pueden casar porque esto va en contra de la moral cristiana (como muchos piensan en Colombia), es como decirle a un árabe musulmán que no puede tener 2 esposas  porque esto va en contra de la fe católica. Es algo desmedido y que rebasa los límites de los Derechos Humanos, especialmente el Artículo  2  y el 7 (véase Declaración Universal de los Derechos Humanos), además Colombia desde la constitución de 1991 dejó de ser un país que profese la religión católica y se convirtió en un país laico.

Y es que no seríamos los primeros, hace mucho que otros países se han pronunciado en estos casos de igualdad en los Derechos; desde Países Bajos hasta Argentina cada vez son más los que buscan darles a todos sus ciudadanos la protección que merecen y permitirles vivir su vida de pareja con todas las de la Ley.  En Colombia, muchos han sido los que se han pronunciado, desde el Procurador Ordoñez con sus mensajes claramente extremistas y religiosos, hasta la ex Señorita Antioquia 2008 Verónica Velásquez  que de una u otra manera con su juego de palabras, expreso de una forma muy coloquial lo que debería hacer el Estado Colombiano respecto a este tema, sin pensar en el “machismo” del que los hombres  colombianos se ufanan de ostentar.

Yo me pregunto, ¿Si no son machistas, los que alguna vez fueron Vikingos? , ¿Por qué demonios un montón de indios ‘patirajados’ que aparte de todo fueron segregados y dilapidados  por otros machos más fuertes que además  irónicamente, ya dijeron Si al matrimonio entre homosexuales, aseguran que nuestro país no está listo?  La población es cada día más diversa en cuestiones de sexualidad de lo que muchos se imaginan;  a todos aquellos que aseguran tener y haber criado su familia, bajo los más altos estándares morales y éticos (que si bien respeto, me produce cierto desasosiego  ver como en nuestro país hablan de moral quienes ultrajan las arcas del tesoro nacional y se apoderan del tesoro público),  los invito a que miren más allá, esculquen y verán un hermoso arcoíris  acompañándolos en su hogar.

Así pues esperamos la respuesta de la Corte Constitucional; queremos que Colombia sea un país más incluyente, donde todos los ciudadanos seamos iguales ante la Ley, pero sobre todo ante los demás.

Comments

comments