La “Narco-estética” de la mujer colombiana

La “Narco-estética” de la mujer colombiana

Imagen tomada de https://img1.etsystatic.com/044/0/6817924/il_570xN.535476423_fdwe.jpg

Imagen tomada de https://img1.etsystatic.com/044/0/6817924/il_570xN.535476423_fdwe.jpg

Por Carlos reyes
@recarlos94

El diario británico The Guardian causó revuelo en redes sociales luego de publicar un ensayo en el que se presenta por medio de fotografías, la popular práctica adoptada por muchas mujeres en nuestro país al someterse a temprana edad a un quirófano. Algo que generó la indignación de muchos, quienes describieron el artículo como una oda al estereotipo narco- estético de la mujer Colombiana.

Muchos de los señalamientos hacia esta publicación se concentraron en la proyección que se les hace a las mujeres en Colombia, para ser más específico, a las mujeres de Medellín, el lugar escogido por la autora del ensayo para demostrar una de las tantas problemáticas que aqueja a nuestro país.

Si bien el diario británico publicó las imágenes, la mente detrás de las fotografías, el concepto y la idea, es una colombiana. Sólo tomó que una mujer en nuestro país decidiera coger uno de los rasgos más representativos que nos ha dejado la violencia y exportarlo como una “novedad”.

Una de las cosas más comunes y quizás ignoradas por la sociedad actual es el efecto narco que marcó la forma en la que muchos perciben el éxito.  Lo que se muestra en la publicación son testimonios de mujeres colombianas que relatan su realidad al someterse a cirugías estéticas para “mejorar” su aspecto físico, usando el pretexto de que estos procedimientos mejoran su autoestima, cuando en realidad son las ganas por ser admiradas lo que las motiva a “ponerse tetas y culo”.

No trato de ser despectivo con estas mujeres que sucumben a la falsa imagen de la perfección física. Mi objetivo es que reconozcamos que un estereotipo no es una mentira, es en cambio, una parte generalizada de la verdad.

Actualmente Colombia es el quinto país donde más procedimientos quirúrgicos se hacen en el mundo de acuerdo a la sociedad internacional de cirugía plástica y estética, un puesto que si comparamos a la posición del país en las pruebas pisa de educación en donde ocupamos el último lugar, demuestra claramente el por qué tenemos la reputación que tenemos como nación.

No podemos atacar un artículo que muestra gran parte de nuestro país, en donde muchos sólo piensan en que moto pueden comprar, para ver a que operada se pueden levantar. Más bien felicitemos a la creativa autora que supo lucrarse de la cirugía ajena, usando su cerebro y no su escote.

The Guardian  ensayo

Comments

comments